Estudio sobre la funcionalidad de las formaciones vegetales aragonesas como sumidero de CO2

13/06/2019

  • Dirección General de Sostenibilidad
  • Emisiones
  • Medio ambiente

Formaciones vegetales aragonesas como sumideros de carbono

En el marco del Acuerdo de París y los objetivos vinculantes establecidos por la Unión Europea a través de la Hoja de ruta hacia una economía hipocarbónica, el sector del uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la selvicultura (LULUCF, por sus siglas en inglés) desempeña un papel determinante para su consecución.

Entre los mecanismos previstos para el cumplimiento de los objetivos en materia de reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera se encuentran los sumideros de carbono, principalmente los ecosistemas forestales, en cuanto son capaces de retener una parte del carbono afluente.

Con el fin de evaluar la capacidad de las formaciones vegetales aragonesas como sumidero de carbono, el Gobierno de Aragón elabora y pone a disposición, a través de IGEAR, cartografías de carbono acumulado, derivadas en un primer momento del Estudio sobre la funcionalidad de la vegetación leñosa de Aragón como sumidero de CO2 (2008) y con posterioridad del Trabajo para la delimitación de las Zonas de Alto y Medio Riesgo por incendios forestales en Aragón (2015).

En este contexto y atendiendo al papel trascendental de las formaciones vegetales como sumideros de carbono y el riesgo que supone su pérdida, éste es considerado entre los factores ambientales que determinan la importancia de protección de las formaciones vegetales frente a los incendios forestales, elaborándose la cartografía de carbono acumulado en las formaciones vegetales, tanto arboladas como no arboladas en Aragón, a partir de información recopilada en campo y de información LiDAR, proporcionada por el Plan Nacional de Ortofotografía Aérea (PNOA).

Esta cartografía reciente expresa la cantidad de carbono acumulado, en toneladas por hectárea, calculada en formaciones arboladas a partir de la biomasa presente en el estrato aéreo (ramas y fustes) y en el estrato subterráneo (sistema radicular), y en formaciones no arboladas a partir de la biomasa presente en la fracción aérea de los estratos tanto arbustivo como herbáceo.

Was this content useful?