Audio of the content of this page

Residuos

  • Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental
  • Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente
  • Gestión de residuos

Según la legislación, un residuo es cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar. La gran cantidad de residuos que se generan y sus potenciales efectos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente hacen imprescindible disponer de buenas políticas en materia de residuos.

Según la legislación, un residuo es cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar. La gran cantidad de residuos que se generan y sus potenciales efectos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente hacen imprescindible disponer de buenas políticas en materia de residuos.

Uno de los pilares de estas políticas es el principio de jerarquía en la producción y gestión de residuos, que establece el orden de prioridad para actuar con los residuos: prevención en su generación, preparación para la reutilización, reciclaje de materiales, valorización energética y, como última opción, eliminación mediante depósito en vertedero o incineración.

Asimismo, los residuos son protagonistas en el camino hacia la economía circular. Entran de nuevo en el ciclo de producción como materias primas secundarias, permitiendo un aprovechamiento óptimo de los recursos y una actividad económica ambientalmente más sostenible.

Las administraciones públicas intervienen en el ciclo de gestión de los residuos. Las Comunidades Autónomas son responsables, a través de la planificación, de la implantación del principio de jerarquía en todos los órdenes de la gestión. Además, intervienen en las actividades de producción y gestión de residuos a través de la autorización, vigilancia, inspección y sanción, garantizando que se ejercen sin riesgos para la salud o el medio ambiente.

Instrucciones del Ministerio de Sanidad para la gestión de residuos durante la crisis sanitaria provocada por el COVID-19: 

Los hogares con personas infectadas por coronavirus no podrán arrojar la basura a los contenedores de reciclaje, sino que las bolsas tendrán que ser depositadas debidamente cerradas exclusivamente en el contenedor de fracción resto. Queda terminantemente prohibido depositar tales bolsas en los contenedores de recogida separada (orgánica, envases, papel, vidrio o textil) o su abandono en el entorno o en la vía pública. 

Orden SND/271/2020, de 19 de marzo, por la que se establecen instrucciones sobre gestión de residuos en la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19

Última actualización: 23/03/2020