Residuos

13/06/2019

  • Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental
  • Gestión de residuos
  • Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente

Según la legislación, un residuo es cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar. La gran cantidad de residuos que se generan y sus potenciales efectos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente hacen imprescindible disponer de buenas políticas en materia de residuos.

Residuos

 

 

Según la legislación, un residuo es cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar. La gran cantidad de residuos que se generan y sus potenciales efectos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente hacen imprescindible disponer de buenas políticas en materia de residuos.

Uno de los pilares de estas políticas es el principio de jerarquía en la producción y gestión de residuos, que establece el orden de prioridad para actuar con los residuos: prevención en su generación, preparación para la reutilización, reciclaje de materiales, valorización energética y, como última opción, eliminación mediante depósito en vertedero o incineración.

Asimismo, los residuos son protagonistas en el camino hacia la economía circular. Entran de nuevo en el ciclo de producción como materias primas secundarias, permitiendo un aprovechamiento óptimo de los recursos y una actividad económica ambientalmente más sostenible.

Las administraciones públicas intervienen en el ciclo de gestión de los residuos. Las Comunidades Autónomas son responsables, a través de la planificación, de la implantación del principio de jerarquía en todos los órdenes de la gestión. Además, intervienen en las actividades de producción y gestión de residuos a través de la autorización, vigilancia, inspección y sanción, garantizando que se ejercen sin riesgos para la salud o el medio ambiente.

 

 

¿Te ha sido útil este contenido?