Recogida separada de residuos

13/06/2019

  • Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental
  • Gestión de residuos
La recogida separada de residuos permite mantener flujos de residuos separados del resto, según su tipo y naturaleza.

La recogida separada de residuos permite mantener flujos de residuos separados del resto, según su tipo y naturaleza. Evitar que se mezclen con otros residuos o materiales con propiedades diferentes facilita las operaciones posteriores como son la preparación para la reutilización, el reciclado y otras operaciones de valorización, resultando un aprovechamiento óptimo de los residuos generados y evitando que lleguen residuos al vertedero. Además, la recogida separada de residuos permite retirar del resto del circuito residuos peligrosos que pueden contaminar otros flujos.

En línea con los principios de la jerarquía en la gestión de residuos la propia unión europea promueve un reciclado de alta calidad, para lo cual se hace necesaria la recogida separada de residuos.

En la actualidad, es obligada la recogida separada, al menos, para el papel, los metales, el plástico, el vidrio y los aceites industriales usados. Además, antes de 2024 los biorresiduos deben separarse en origen y, o bien reciclarse en origen o bien recogerse de forma separada sin mezclarse con otros tipos de residuos para destinarlos al tratamiento biológico y obtener enmiendas orgánicas de calidad. Igualmente, a más tardar el 1 de enero de 2025, deben recogerse de forma separada los textiles y los residuos peligrosos de origen doméstico.

La normativa europea también promueve la demolición selectiva de forma que, además de permitir la retirada y el manejo seguro de sustancias peligrosas, se facilite la reutilización y reciclado de los materiales. Se pretende que los residuos de la construcción y la demolición se clasifiquen como mínimo en madera, fracciones de minerales (hormigón, ladrillos, azulejos, cerámica y piedra), metales, vidrio, plástico y yeso.

En relación a los residuos domésticos, la recogida separada de este tipo de residuos es responsabilidad de los entes locales, siendo habitual la agrupación en entidades supramunicipales que facilitan que los municipios más pequeños puedan abordar la correcta gestión. Hoy en día está completamente implantada la recogida municipal de papel y cartón, envases ligeros y vidrio en los contenedores azul, amarillo y verde, respectivamente. A menudo, ésta recogida separada se complementa con la de otros residuos como textiles, aceites de cocina usados, residuos voluminosos, pilas, residuos domésticos con características de peligrosidad, etc.... Además, se están haciendo grandes esfuerzos para que la recogida separada de la materia orgánica sea una realidad en todo el territorio en el futuro más inmediato. Destacar que, en la recogida selectiva de los residuos domésticos, los ciudadanos juegan un papel fundamental, en la medida en que son ellos mismos los que deben separar gran parte de los residuos en sus hogares y gestionarlos posteriormente de forma adecuada, depositándolos en los contenedores correctos, llevándolos a los puntos limpios o utilizando correctamente cualquier otro sistema implantado para la separación selectiva de los residuos que se generan en los hogares.

Algunos de estos flujos de residuos que son recogidos de forma selectiva son los afectados por lo que se denomina responsabilidad ampliada del productor (enlace a información de interés para el ciudadano, las empresas y entidades locales/ responsabilidad de los fabricantes en la generación de residuos), en virtud de la cual tanto los fabricantes como los importadores de determinados productos deben asegurarse de que una vez que sus productos se convierten en residuos, tienen una correcta gestión ambiental, lo cual pasa por una recogida separada de sus residuos.

Los productores pueden dar cumplimiento a las obligaciones relativas a la gestión de estos residuos de forma individual, pero la opción más habitual para casi todos los tipos de residuos regulados son los sistemas colectivos, gestionados por entidades sin ánimo de lucro que pueden adoptar diferentes formas jurídicas. Las empresas que deciden cumplir su obligación a través de ellos deben colaborar en la financiación del funcionamiento del sistema.

En Aragón operan los siguientes sistemas colectivos:

TIPO DE RESIDUO SISTEMA COLECTIVO

Envases ligeros y papel-cartón

ECOEMBES

Envases de vidrio

ECOVIDRIO

Medicamentos

SIGRE

Envases de productos fitosanitarios

SIGFITO

Pilas y acumuladores

ECOPILAS

EUROPEAN RECYCLING PLATFORM (ERP)

UNIBAT

Aparatos eléctricos y electrónicos

AMBILAMP

ECOASIMELEC

ECOFIMÁTICA

ECOLEC

ECOLUM

ECOTIC

FUNDACIÓN ECORAEE

EUROPEAN RECYCLING PLATFORM (ERP)

REINICIA

Aceites industriales

SIGAUS

SIGPI

Neumáticos

SIGNUS

TNU

Was this content useful?