Next Generation EU. Preguntas frecuentes

  • Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales
  • Economía

Aquí puedes encontrar las respuestas a las preguntas más habituales que te puedes plantear relacionadas con el instrumento financiero europeo Next Generation EU y sus convocatorias

  1. Los Gobiernos de España y de Aragón están trabajando para definir las convocatorias y la gestión de los fondos. Se espera que las convocatorias salgan incluso antes de que el Plan España Puede esté aprobado definitivamente por todas las estancias europeas, lo que se espera para el final del primer semestre de 2021 (en marzo 2021 se remitirá oficialmente el Plan a  Europa y se esperan dos o tres meses). A partir de que el Plan estatal esté aprobado, el ritmo de convocatorias aumentará y habrá numerosas convocatorias para cada tipo de proyecto, con periodicidad anual

  2. De los dos tipos. En las áreas de competencias de las comunidades autónomas (agua, medio ambiente, rehabilitación de viviendas, educación, comercio, etc) los gobiernos autonómicos lanzarán las convocatorias. Para ello firmarán convenios con los ministerios implicados para la gestión y ejecución de los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), que deberán atender a los hitos y objetivos establecidos en el Plan de Recuperación.

    Por supuesto habrá otras convocatorias estatales (energía, telecomunicaciones, proyectos estratégicos) a la que podrán presentarse cualquier empresa en concurrencia competitiva. 

    Para cada convocatoria, habrá la evaluación de las propuestas las realizará un equipo técnico que evalúe en base a criterios técnicos y objetivos. Igualmente, se está trabajando para poder introducir ciertos criterios que ayuden a la cohesión territorial, favoreciendo aquellos proyectos que tengan implantación en varios territorios, por ejemplo. 

  3. Los proyectos deben tener un claro efecto de:

    • creación de empleo. Por ejemplo, cuando se digitalice una empresa se debe demostrar que aumentará la competitividad lo que tendrá un efecto positivo en el empleo de mayor valor añadido (por ejemplo, recualificando a los trabajadores afectados). 
    • creación de nuevas capacidades productivas nacionales, por eso se impulsan las alianzas entre empresas y también entre comunidades autónomas.
    • acelerar procesos, escalar proyectos y apalancar inversión privada adicional más allá de las inversiones corrientes que puedan estar previstas en el plan estratégico de la empresa.
    • es importante el grado de madurez de laos proyectos, para que estén listo pero no sea antiguo. 
  4. El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) solo financiará:

    • gastos no recurrentes que supongan un cambio estructural,
    • gastos que tengan un impacto duradero sobre la resiliencia económica y social, la sostenibilidad, la competitividad a largo plazo y el empleo.

    Abarca un amplio abanico de inversiones en:

    • capital humano (educación, formación, salud, protección social…),
    • capital fijo (infraestructuras, Investigación, Desarrollo e Innovación -I+D+i…-),
    • capital natural (fuentes de energía renovable natural, protección y restauración del medio ambiente, mitigación o adaptación al cambio climático…).
  5. La Comisión Europea ha marcado como criterios para la evaluación de los Planes Nacionales:

    1. El Plan de recuperación y resiliencia debe contribuir a abordar eficazmente los problemas identificados en las Recomendaciones relevantes para cada país dirigidas al Estado Miembro en cuestión;
    2. Si el Plan contiene medidas que contribuyan eficazmente al Pacto Verde y a la transición digital;
    3. Si se espera que el plan tenga un impacto duradero en el Estado Miembro;
    4. Si el plan contribuye a reforzar el potencial de crecimiento, la creación de empleo y la capacidad de recuperación económica y social del Estado Miembro.

    Por ello, la máxima puntuación se centrará en evaluar los criterios de:

    • coherencia con las recomendaciones específicas para cada país,
    • el fortalecimiento del potencial de crecimiento,
    • la creación de empleo, y
    • la capacidad de recuperación económica y social.

    También será un requisito previo para una evaluación positiva la contribución efectiva a la transición ecológica y digital.

  6. A pesar de que el reglamento permite retroactividad, esta se deberá justificar muy bien y no será la norma. Las convocatorias deben financiar principalmente gastos adicionales para la transformación, más que proyectos ya iniciados.  

  7. Los Planes nacionales que los distintos Estados miembros están remitiendo a Europa se componen de reformas e inversiones, agrupadas en componentes. Un componente es por tanto un elemento constitutivo del plan nacional de resiliencia que refleja las prioridades de reforma e inversión. La Comisión Europea ha publicado varios ejemplos de componentes alineados con las iniciativas insignia. 

  8. Los PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) son una figura administrativa prevista por el Gobierno de España. Son proyectos tractores, de carácter transformador, en áreas estratégicas (hidrógeno, litio para baterías, microchips y componentes, etc) que involucra a agentes públicos y privados. Aquellos proyectos que sean denominados como PERTE por el Gobierno de España tendrán carácter prioritario. Pero no serán los únicos, el listado de PERTEs no será excluyente para otras vías de financiación del MRR. 

     

    El primer PERTE para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado ha sido presentado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, centrado en el fortalecimiento de las cadenas de valor de la industria de automoción española. Prevé una inversión total de más de 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023, con una contribución del sector público de 4.300 millones de euros y una inversión privada de 19.700 millones de euros.

  9. El MRR se diferencia en tres elementos: su alcance (los planes nacionales no tienen asignación regional), es un programa basado en el rendimiento (los desembolsos que haga Europa están vinculados al logro de hitos y objetivos, no a los gastos incurridos), y en las auditorías y controles, al ser los Estados miembros los encargados de asegurar medidas concretas para prevenir, detectar y corregir conflictos de intereses, corrupción y fraude, y evitar la doble financiación, al usar los fondos.

  10. Sí, es imprescindible cumplir estrictamente la normativa europea de ayudas de estado.  Esto afecta especialmente a las grandes empresas más que a las PYMEs pero hay que tener presente el tope máximo de ayudas según el tipo de acción. La Comisión Europea ha publicado una serie de guías en materia de Ayudas estatales.  Estas guías pueden verse en la página web State aid rules and coronavirushttps://ec.europa.eu/competition/state_aid/what_is_new/covid_19.html de la Comisión Europea.

  11. Tanto la Unión Europea, el Gobierno de España como indican que los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia estarán guiados por la Agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Igualmente, el Gobierno de Aragón asume voluntariamente la hoja de ruta de los 17 ODS para guiar todas las actuaciones de recuperación, para hacer frente a los enormes desafíos a los que nos enfrentamos sin dejar a nadie atrás, y para poder retomar la senda de la competitividad sostenible en los planos económico, social y medioambiental. Por ello, la siguiente tabla muestra cómo las distintas medidas presentadas en este plan apuntan los distintos ODS:

    Cómo contribuye el Plan Aragón puede a los 17 ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible)

  12. Este es uno de los principios horizontales que afectan a todos los fondos del MRR. A efectos del Reglamento del MRR, se considera que una actividad causa un perjuicio significativo (“do not significant harm”, en inglés):

    1. si da lugar a considerables emisiones de gases de efecto invernadero (mitigación del cambio climático);

    2. si provoca un aumento de los efectos adversos de las condiciones climáticas actuales y de las previstas en el futuro, sobre sí misma o en las personas, la naturaleza o los activos (adaptación al cambio climático);

    3. si va en detrimento del buen estado o del buen potencial ecológico de las masas de agua, incluidas las superficiales y subterráneas, y del buen estado ecológico de las aguas marinas (uso y protección de los recursos hídricos);

    4. si genera importantes ineficiencias en el uso de materiales o en el uso directo o indirecto de recursos naturales; si da lugar a un aumento significativo de la generación, incineración o eliminación de residuos; o si la eliminación de residuos a largo plazo puede causar un perjuicio significativo y a largo plazo para el medio ambiente (economía circular);

    5. si da lugar a un aumento significativo de las emisiones de contaminantes a la atmósfera, el agua o el suelo (prevención y control de la contaminación);

    6. si va en gran medida en detrimento de las buenas condiciones y la resiliencia de los ecosistemas, o va en detrimento del estado de conservación de los hábitats y las especies, en particular de aquellos de interés para la Unión (protección y restauración de la biodiversidad y los ecosistemas).

  13. Las ayudas del «MRR» serán adicional a otras de la Unión y no sustituirá las inversiones con cargo al presupuesto nacional. A nivel de proyecto y reformas, este principio supone que se puede recibir ayudas de otros programas europeos para dicha actuación siempre que esas ayudas no sean para el mismo coste.

  14. El Consejo Europeo publica periódicamente desde 2010 las recomendaciones específicas para cada Estado miembro. Esto permite a los Estados miembros de la UE coordinar políticas económicas, presupuestarias y de empleo a lo largo de todo el año y abordar los retos económicos a que se enfrenta la UE. Los planes nacionales para el MRR deben responder a las recomendaciones específicas de 2019 y 2020, que en el caso de España son:

    • digitalización, en sector público y privado para facilitar el acceso a
      los servicios y fomentar la competitividad de las empresas.
    • Transición ecológica y lucha contra el cambio climático, con reformas, inversiones , infraestructuras y transporte sostenible.
    • Esencial mejorar la absorción y fortalecer la resiliencia de la economía
    • Papel clave de los niveles regionales y locales de los gobiernos: reforzar el marco de contratación fiscal y público en todos los niveles de gobierno
    • Reforzar la gobernanza en materia de investigación e innovación a todos los niveles.
    • Reducir el abandono escolar temprano y mejorar los resultados educativos
    • Fortalecer los servicios sociales y de empleo para apoyar a quienes buscan empleo
    • Mejorar el entorno empresarial mediante la implementación de la ley de unidad de mercado
    • Reforzar la sanidad, la capacidad y resiliencia del sistema sanitario y la digitalización.

     

Menú de navegación

Última actualización: 14/07/2021