Neumáticos

13/06/2019

  • Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental
  • Gestión de residuos

Los neumáticos al final de su vida útil son aquellos neumáticos que se han convertido en residuos.

Información sobre neumáticos

Los neumáticos al final de su vida útil son aquellos neumáticos que se han convertido en residuos, es decir, son neumáticos que su poseedor ha desechado o tiene la intención u obligación de desechar. El material del que están compuestos es principalmente caucho y está clasificado como residuo no peligroso.

Este tipo de residuo se origina en los talleres donde se realiza en cambio de neumáticos y en los centros autorizados de tratamiento de vehículo al final de su vida útil.

La valorización y eliminación de neumáticos fuera de uso está declarada servicio público de titularidad autonómica (Residuos/Servicios Públicos Autonómicos de Gestión de Residuos).

Dentro de la planificación autonómica, los neumáticos fuera de su vida útil están incluidos en el Subprograma Residuos de Neumáticos al Final de su Vida Útil (del Programa de Responsabilidad Ampliada del Productor), página 139, del Plan GIRA 2018-2022. (Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón)

Normativa

Esta normativa afecta a todos los neumáticos puestos en el mercado nacional de reposición salvo los neumáticos de bicicleta y aquellos cuyo diámetro exterior sea superior a 1400 milímetros.

Normativa sobre residuos de neumáticos fuera de uso

Prevención y gestión

Las acciones de prevención de este tipo de residuos por parte de los usuarios suponen minimizar al máximo su desgaste alargando con ello su vida útil. Para ello es recomendable conducir con los neumáticos inflados a las presiones recomendadas por los fabricantes y evitar en la medida de lo posible las aceleraciones o frenadas bruscas. Los fabricantes de neumáticos también deben contribuir poniendo en el mercado neumáticos con mayor vida útil y de más fácil reutilización.

Decálogo de buenas prácticas ecológicas del neumático - (PDF, 651 KB)

La responsabilidad de la gestión de los neumáticos desechados recae sobre el que ha puesto en el mercado el producto, si bien puede cumplir sus obligaciones a través de sistemas integrados de gestión / sistemas colectivos de responsabilidad ampliada de los fabricantes en la generación de residuos. En la actualidad existe dos sistemas que actúan en el territorio nacional: Signus Ecovalor S.L. (Signus) y Tratamiento de Neumáticos Usados (TNU).

Los residuos de neumáticos generados en los talleres y en los centros autorizados de tratamiento de vehículo al final de su vida útil son entregados a gestores autorizados. Los neumáticos usados se separan según el estado en que se encuentren. Se agrupan en neumáticos de ocasión o de segunda mano, neumáticos para recauchar o neumáticos inservibles.

Los neumáticos que no pueden ser aprovechados para la reutilización, se destinan a su valoración material o se utilizan como combustible en fábricas de cemento, centrales térmicas, etc. Su eliminación por depósito en vertedero está expresamente prohibida en la legislación. Los motivos de esta prohibición son la dificultad que supone su compactación -por lo que ocupan gran volumen, la facilidad que aporta su forma para anidar roedores, insectos, etc., y que son combustibles en caso de incendio haciendo muy difícil la extinción.

Reciclaje

En los centros de reciclado los neumáticos que no pueden ser reutilizados son separados en las diferentes fracciones que los componen. En primer lugar, se separa el acero procedente de los cables y mallas que tienen los neumáticos para sujetarlos a las llantas y tener mayor resistencia. Posteriormente se trituran y se separa el material textil y el caucho. El material textil procede de mallas de fibras textiles que, además de las metálicas, tienen los neumáticos para otorgarles una mayor resistencia. El caucho triturado se separa en distintas fracciones, según el tamaño de las partículas trituradas: chips, granza y polvo de neumático.

Aplicaciones

Los materiales contenidos en los residuos resultantes permiten un ahorro de materias primas en la industria y en las obras públicas, donde se emplean para mezclas bituminosas de pavimentos de carreteras y el granulado de caucho para la fabricación de pavimentos resistentes al desgaste, entre otros usos. Los neumáticos fuera de uso enteros también pueden emplearse para la estabilización de taludes, para la protección de costas y riberas fluviales y para la protección contra la erosión.

Aplicaciones de neumáticos reciclados

¿Sabías que...? TNU

Was this content useful?