Proyectos de Cooperación para el Desarrollo 2008

13/06/2019

  • Servicio de Cooperación
  • Subvención social

Clasificación de los proyectos realizados en el año 2008 según tipo de ayuda: satisfacción de necesidades básicas, educación para el desarrollo y sensibilización, iniciativas y redes de comercio justo, formación de cooperantes y voluntarios y ayuda humanitaria y de emergencia.

Satisfacción de necesidades básicas

Se trata de contribuir al desarrollo de los países más desfavorecidos mediante la ejecución de proyectos que tengan por finalidad la satisfacción de sus necesidades básicas. A estos efectos se entienden como necesidades básicas las relacionadas prioritariamente con la defensa de la vida, alimentación, vivienda, salud, educación, servicios sociales o pequeñas infraestructuras.

Sus objetivos son:

  • Contribuir al autoabastecimiento de las necesidades básicas en aquellas zonas más necesitadas de los países más desfavorecidos.
  • Impulsar el autodesarrollo de los pueblos indígenas.
  • Asegurar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el acceso a los recursos, a los servicios y a la educación, mediante el fomento de acciones positivas incorporadas al análisis de género en todos los proyectos.

A este respecto hay también que recordar que una de las cuatro prioridades sectoriales destacadas por el Plan Director 2008-2011 consiste en los servicios sociales básicos; y que esa prioridad sectorial se concretó en el Plan Anual 2008 en una serie de acciones concretas agrupadas dentro de las siguientes estrategias de actuación:

  • educación
  • salud
  • formación en los ámbitos sanitario y educativo
  • acceso al agua potable y saneamiento
  • vivienda

Relación de proyectos (Tipo 1) (PDF, 535 KB)

Programas integrales

Estos programas, cuyas acciones deben realizarse en el marco de un planeamiento expreso o de tipo estratégico, están orientados a impulsar, desarrollar y ejecutar acciones de desarrollo, sostenibilidad y atención integral de las necesidades socioeconómicas de la comunidad destinataria. Pueden ser de tres tipos, que no son excluyentes entre sí:

  • Realización, de forma concertada, de acciones en varios sectores(agricultura, educación, salud, servicios sociales…).
  • Realización de acciones que propicien el crecimiento de los países más desfavorecidos en el ámbito de su tejido industrial de base: pequeños talleres, cooperativas de diverso tipo, etc., cuya producción responda a las necesidades económicas del país, zona o localidad, a la creación de empleo o valor añadido y al reforzamiento de las redes sociales, mejorando la competitividad de la economía de los países más desfavorecidos.
  • Realización de programas de formación y asistencia técnica destinados, bien a mejorar los conocimientos o la capacitación de las personas de los países más desfavorecidos, bien a la adecuada ejecución de las actuaciones de cooperación para el desarrollo.

En este tipo de programas es donde cobran especial significación las estrategias de actuación acordadas por los actores de la cooperación aragonesa en el marco de la prioridad sectorial relativa a las infraestructuras económicas y la economía social, sin perjuicio del cumplimiento de otras.

Relación de proyectos (Tipo 2) (PDF,445 KB)

Educación para el Desarrollo y Sensibilización

Los programas de educación para el desarrollo y de sensibilización de la sociedad aragonesa tratan de propiciar la reflexión crítica y la participación comprometida de todos los ciudadanos en las tareas de cooperación para el desarrollo y persiguen, en definitiva, un cambio social basado en criterios de justicia, paz, equidad, democracia, participación y cuidado del medio ambiente. Por ello, la Ley 10/2000, de 27 de diciembre, estableció la educación y sensibilización de la sociedad aragonesa como una de las prioridades sectoriales de la política aragonesa de cooperación para el desarrollo; y de acuerdo con todos los actores de esa política, tanto el anterior Plan Director 2004-2007, como el vigente Plan Director 2008-2011, la situan dentro de las cuatro prioridades sectoriales más relevantes para la cooperación aragonesa.

El Plan Anual 2008 concretó las siguientes actuaciones:

  • Acciones de difusión del Plan Director y del propio Plan Anual
  • Formación de recursos humanos
  • Acciones de educación para el desarrollo
  • Campañas de sensibilización de carácter específico

Relación de proyectos (Tipo 3) (PDF, 204 KB)

Iniciativas y redes de comercio justo

Según el Plan Director (2008-2011), este instrumento acoge tres tipos de actuaciones:

  • Información y sensibilización de la sociedad aragonesa a favor de un comercio justo y un consumo responsable.
  • Formación en la mejora de la gestión empresarial para el personal de las entidades y ONGD (Organización No Gubernamental para el Desarrollo) aragonesas, con el objeto de facilitar la viabilidad económica de los futuros proyectos de comercio justo.
  • Asistencia técnica destinada a los productores de los países más desfavorecidos y/o relativa al diseño y desarrollo de nuevos productos.

Estas iniciativas pretenden impulsar unas relaciones comerciales justas entre productores y consumidores, y en concreto:

  • Lograr un mayor conocimiento por parte de la sociedad aragonesa de lo que significa un comercio verdaderamente justo, fomentado su práctica, y de lo que supone desconocer sus reglas.
  • Promover el desarrollo de las comunidades a las que pertenecen los productores, buscando la mejora de sus condiciones de vida y su acceso a un mercado basado en precios justos.
  • Facilitar el acceso de las agrupaciones de productores a los mercados del Norte, evitando que dependan exclusivamente de las exportaciones y fomentando la economía local.

Relación de proyectos (Tipo 4) (PDF, 66 KB)

Formación de cooperantes y voluntarios

Este instrumento de la cooperación aragonesa persigue, tal y como recoge el Plan Director 2008-2011, los siguientes objetivos:

  • Propiciar la incorporación de recursos humanos adecuados a las necesidades de los países más desfavorecidos dentro de la realización de proyectos/programas de cooperación para el desarrollo y ayuda humanitaria, así como a labores de sensibilización.
  • Fomentar la dimensión profesional de la cooperación para el desarrollo.

Han de tenerse en cuenta, además de la Ley 6/1999, de 15 de enero, del voluntariado, y el Real Decreto 519/2006, de 28 de abril, por el que se establece el Estatuto de los Cooperantes, las definiciones ofrecidas por los artículos 21 y 22 de la Ley aragonesa 10/2000, de 27 de diciembre, relativa a la Cooperación para el Desarrollo

son cooperantes quienes a una adecuada formación o titulación académica oficial unen una probada experiencia profesional y tienen encomendada la ejecución de un determinado proyecto o programa en el marco de la cooperación para el desarrollo; son voluntarios las personas físicas que, por libre determinación y sin mediar relación laboral o profesional, participan en las actividades de los proyectos y programas de cooperación para el desarrollo.

Relación de proyectos (Tipo 5) (PDF, 38 KB)

Ayuda humanitaria y de emergencia

Tal y como se recoge en el Plan Director, las ayudas de emergencia y humanitaria son las que con carácter de urgencia se demandan por catástrofes naturales o calamidades de cualquier naturaleza en los países desfavorecidos (guerras, epidemias, inundaciones, tempestades, sequía, desabastecimiento de materias primas esenciales…). Además, estas ayudas pueden atender a las crisis estructurales originadas en fracturas políticas, económicas o sociales graves, e incluir la aportación de productos alimenticios y de implementos e insumos agrícolas a países desfavorecidos con problemas de insuficiencia alimentaria, con el fin de potenciar su autoabastecimiento y garantizar su seguridad alimentaria como base de su proceso de desarrollo.

El objetivo no es otro que la prevención y la reducción del sufrimiento humano; y la atención debe centrarse en los grupos de población más vulnerables.

La ayuda de emergencia y humanitaria puede dar paso a actividades de rehabilitación, de reconstrucción de infraestructuras, restablecimiento institucional o de reinserción de poblaciones afectadas, comenzando a ayudarlas a alcanzar un grado mínimo de autosuficiencia.

Relación de proyectos (Tipo 6) (PDF, 113 KB)

Varios

En el presente capítulo figuran las actuaciones que, por su naturaleza, no han podido ser clasificadas dentro de alguno de los distintos tipos de ayuda que configuran el grueso de esta Memoria.

Relación de proyectos (Tipo 7) (PDF, 55 KB)

Was this content useful?