Uso de mascarillas, ¿dónde es obligatorio usarlas?

       

La mayoría de las personas adquieren la COVID-19 de otras personas con síntomas. Sin embargo, cada vez hay más evidencia del papel que tienen en la transmisión del virus las personas sin síntomas o con síntomas leves. Por ello, el uso de mascarillas higiénicas o quirúrgicas en la población general en algunas circunstancias podría colaborar en la disminución de la transmisión del virus, dada la capacidad que han demostrado para bloquear la emisión de gotas infectadas, muy importante cuando no es posible mantener la distancia de seguridad.

Preguntas frecuentes

  1. La publicación de la Orden SND/422/2020, de 19 de mayo, por la que se regulan las condiciones para el uso obligatorio de mascarilla durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, hace efectiva la obligatoriedad del uso de mascarillas a partir del día siguiente de la publicación de la misma en el Boletín Oficial del Estado, es decir, a partir del día 21 de mayo de 2020, y durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas.

  2. Es obligatorio el uso de mascarillas en personas de seis años en adelante y recomendable su uso en la población infantil de entre tres y cinco años.

    No será exigible en los siguientes supuestos:

    • Personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de mascarilla.
    • Personas en las que el uso de mascarilla resulte contraindicado por motivos de salud debidamente justificados, o que por su situación de discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.
    • Desarrollo de actividades en las que, por la propia naturaleza de estas, tales como la ingesta de alimentos o bebidas, resulte incompatible el uso de la mascarilla.
    • Causa de fuerza mayor o situación de necesidad.
  3. El uso de mascarilla será obligatorio en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros.

    • Mascarillas higiénicas: son un complemento de las medidas de distanciamiento físico e higiene recomendadas por el Ministerio de Sanidad en el contexto de la pandemia de la COVID-19 y se recomienda su uso para las personas sanas. Suelen estar compuestas por una o varias capas de material textil y pueden ser reutilizables.
    • Mascarillas quirúrgicas: Estas mascarillas están diseñadas para filtrar el aire exhalado. Su misión es proteger a quienes están a tu alrededor, evitando la dispersión vírica al estornudar, toser o hablar. Las personas sintomáticas o asintomáticas positivas deben elegir con prioridad mascarillas quirúrgicas.
    • Mascarillas EPI: son Equipos de Protección Individual (EPI) y tienen como finalidad filtrar el aire inhalado evitando la entrada de partículas contaminantes en nuestro organismo. Se recomiendan fundamentalmente para su empleo por profesionales para crear una barrera entre un riesgo potencial y el usuario. También pueden estar recomendadas para grupos vulnerables por indicación médica.

    Puedes encontrar más información sobre cuánto dura cada tipo de mascarilla, dónde comprarlas y cómo utilizarlas correctamente a través de esta guía sobre qué tener en cuenta al comprar una mascarilla que ha elaborado el Ministerio de Consumo.

  4. Las mascarillas no deben llevarse al cuello, tampoco se recomienda sacarla o guardarla en el bolsillo o en cualquier otro lugar para volver a ponérsela más tarde. El uso de mascarilla deberá ir siempre asociado al seguimiento estricto de las siguientes medidas generales de higiene:

    • Antes de ponerse una mascarilla hay que lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
    • Cubrir la boca y la nariz con la mascarilla y evitar que haya huecos entre la cara y la mascarilla.
    • Evitar tocar la mascarilla con las manos mientras se lleva puesta y si se hace lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica. 
    • Desechar la mascarilla cuando esté húmeda y evitar reutilizar las mascarillas de un solo uso.
    • Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 h. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra.
    • Quitarse la mascarilla por la parte de atrás, sin tocar la parte frontal, desecharla en un cubo cerrado y lavarse las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
    • En el caso de mascarillas higiénicas reutilizables, éstas se deben lavar conforme a las instrucciones del fabricante.
    • La distancia de seguridad y el lavado de manos con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas son de enorme importancia.