Protocolo de buenas prácticas en el uso de sujeciones

25/10/2019

  • Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS)
  • Atención social y dependencia

El “Protocolo de buenas prácticas en el uso de las sujeciones en el ámbito domiciliario y en centros asistenciales: sociales y sanitarios” ya está a disposición de los profesionales del ámbito social y sanitario y cuidadores/as de personas en situación de dependencia en los domicilios.

Profesionales del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) , del Salud y del Departamento de Sanidad han colaborado en la revisión del “Protocolo de Buenas Prácticas en el uso de las Sujeciones en el ámbito domiciliario y en centros asistenciales: Sociales y Sanitarios”.

Se trata de una revisión de un primer texto publicado en 2014.

Los objetivos generales de este protocolo son:

  • Promover buenas prácticas en centros de atención social, centros sanitarios y domicilios, y el respeto de los derechos de las personas usuarias, que por razón de salud, discapacidad y/o dependencia, pueden necesitar medidas de contención o de limitación/restricción de la libertad de movimientos.
  • Convenir los principios éticos (autonomía, beneficencia, dignidad y no maleficencia) con la práctica de las sujeciones.

En el protocolo se exponen una serie de actividades o procedimientos, que se completa con anexos para facilitar su comprensión e implementación; además de la descripción de los dispositivos de sujeción y sus riesgos, se proponen los modelos para el registro de la indicación médica y del consentimiento informado de la persona usuaria y/o familia, así como para la comunicación al juzgado en caso necesario.

Este documento pretende tener un carácter de norma que se implementará en los centros sociales de responsabilidad pública, así como en todos aquellos acreditados que formen  parte del sistema público.

El objetivo es que ninguna persona se vea privada de su autonomía ni en los centros ni en los domicilios, sin su consentimiento y sin que esta privación esté plenamente justificada. 

EL USO DE CONTENCIONES EN ARAGÓN

El uso de contenciones sigue siendo en Aragón una práctica excesivamente habitual, tanto en ámbito social como sanitario. Su uso ha disminuido paulatinamente en los últimos años, pero con demasiada frecuencia aún vemos en las residencias y centros de día a personas en silla de ruedas sujetas con un cinturón. No es menos habitual encontrar camas en hospitales y residencias provistas de barandillas laterales que impiden a las personas usuarias salir de las mismas sin ayuda.

Desde asociaciones de pacientes y profesionales hasta instituciones como El Justicia de Aragón, son muchas las voces que cada día se alzan a favor de prescindir de estas prácticas, o como mínimo, regularlas al máximo.

La dignidad de las personas que necesitan cuidados es un derecho que no puede estar conculcado en ningún caso y así queda recogido en la Carta de Derechos y Deberes de las personas usuarias de los Servicios Sociales de Aragón.

(Artículo 8. Derecho al respeto a la libertad y la autonomía individual: e) Derecho a no ser sometidas a ningún tipo de inmovilización o restricción de la capacidad física o intelectual por medios mecánicos o farmacológicos sin prescripción y supervisión facultativa, salvo que exista peligro inminente para la seguridad física de la persona usuaria o terceras personas)

Información y recursos asociados

Was this content useful?