Saltar al contenido Saltar al menu Saltar al contenido
Visitar Aragon

Visitar Aragón

Instituciones aragonesas

Cortes de Aragón, el Presidente, la Diputación General y el Justicia de Aragón

Instituciones

El Estatuto de Autonomía de Aragón establece en su Título Primero que son instituciones de la Comunidad Autónoma de Aragón las Cortes de Aragón, el Presidente, la Diputación General y el Justicia de Aragón.

De esta forma la configuración institucional de la Comunidad Autónoma de Aragón atiende a los principios y necesidades de una sociedad moderna, incorporando a la vez el sentido de identidad histórica en sus instituciones de gobierno.

La Diputación General de Aragón tiene su sede en el Edificio Pignatelli. Las Cortes de Aragón residen en el Palacio de la Aljafería. Y el Justicia de Aragón se ubica en el Palacio de Armijo. Todas las sedes tienen como denominador común el tratarse de edificaciones históricas, que han sido restauradas arquitectónicamente y adaptadas a su actual función institucional, con lo que se ha llevado a término una importante labor de recuperación patrimonial.


CORTES DE ARAGÓN
Los antecedentes históricos de las Cortes de Aragón se remontan al siglo XII. Comenzaron siendo reuniones parciales y esporádicas de las que se derivaron acontecimientos importantes para la vida del Reino, como las llamadas Cortes de Borja de 1134. A lo largo del siglo XIII se sientan las bases de lo que iban a constituir las magnas asambleas de siglos posteriores. Las Cortes conocieron su etapa de consolidación y desarrollo desde 1384 hasta finales del siglo XV y perduraron el tiempo que Aragón contó con independencia, primero, y autonomía, después, para decaer a la vez que la Historia del propio Reino. En todo momento fueron un ejemplo de comportamiento parlamentario, de conciencia nacional aragonesa y de responsabilidad política y social desde el siglo XIII hasta comienzos del XVIII.

Las Cortes, tal y como las conocemos ahora, se constituyeron en 1983 tras la aprobación de la Constitución española y el Estatuto de Autonomía. Según establece el Estatuto, las Cortes representan al pueblo aragonés y sus principales funciones son elaborar las leyes, impulsar y controlar la acción del Gobierno y aprobar los Presupuestos de la Comunidad Autónoma. Las Cortes están compuestas por 67 diputados.

En la actual octava legislatura, las Cortes de Aragón está compuesta por los siguientes grupos parlamentarios: GP Popular de las Cortes de Aragón (30 diputados), GP Socialista (22 diputados), GP del Partido Aragonés (7 diputados), GP Chunta Aragonesista (4 diputados) y GP Izquierda Unida de Aragón (4 diputados). La sede de las Cortes se encuentra en Zaragoza, en el Palacio de la Aljafería.

http://www.cortesaragon.es



DIPUTACION GENERAL DE ARAGON
La Diputación General de Aragón (también conocida como Gobierno de Aragón o simplemente como la DGA) es el órgano ejecutivo nacido durante la Transición Española. Su sede se encuentra en el llamado Edificio Pignatelli.

Los miembros del Gobierno son nombrados por el Presidente de Aragón, quien es designado por las Cortes de Aragón. El Presidente es el máximo dirigente del gobierno, ostenta la suprema representación de Aragón y la ordinaria del Estado en este territorio.

En el ámbito de las competencias exclusivas, la Comunidad Autónoma de Aragón ejerce la potestad legislativa, la potestad reglamentaria, la función ejecutiva y el establecimiento de políticas propias, respetando lo dispuesto en los artículos 140 y 149.1 de la Constitución.

El Gobierno de Aragón tiene competencias de índole política, como la del establecimiento de las «directrices de la acción de gobierno». Asimismo, tiene atribuidas competencias relacionadas con el campo de la creación normativa: la iniciativa legislativa, mediante proyectos de Ley que se remiten a las Cortes, con especial importancia del proyecto de Ley de Presupuestos; la elaboración de Decretos Legislativos para aplicar la delegación concreta que hayan hecho las Cortes de Aragón y, por último, ejerce la potestad reglamentaria e interviene en la tramitación de enmiendas o proposiciones de ley que supongan un aumento de los gastos o disminución de los ingresos presupuestarios.

De naturaleza política son también sus funciones de deliberación previa a la presentación de la cuestión de confianza a las Cortes por el Presidente, de aprobación de convenios y acuerdos de cooperación de proposición a las Cortes de Aragón de la incapacitación del presidente y la solicitud de sesión extraordinaria.

Esta institución tiene su origen histórico en la Diputación del General del Reino de Aragón o Generalidad de Aragón, vigente entre 1364 y 1708. La Diputación del Reino de Aragón nació en las Cortes Generales de Monzón en 1362, reinando Pedro IV, que era también Rey de Valencia y Cataluña.

Con el tiempo fue asumiendo la responsabilidad de la dirección política del Reino en los períodos que separaban las reuniones de Cortes. La Diputación del General, conocida como "Diputación del Reino", ostentaba la representatividad estamental permanente, intervenía en asuntos internos y externos que afectasen al Reino y tenía las competencias de recaudación fiscal, delegación de las Cortes y vigilancia para el cumplimiento de los Fueros y Libertades, en los que residía la personalidad legal y foral de Aragón.

Aragón alcanzó su plenitud histórica dentro de la Corona de Aragón (1137-1707), confederación en la que el título superior por su dignidad correspondía al Reino de Aragón. Durante esos siglos se produjo una enorme expansión de la Corona de Aragón por todo el Mediterráneo. La Diputación del Reino fue suprimida en 1707, bajo el reinado de Felipe V. Como consecuencia de la Constitución española de 1978 y del Estatuto de Autonomía de 1982 surge la institución que hoy conocemos.

LA ADMINISTRACIÓN DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA

En el ejercicio de su potestad de autoorganización, la Comunidad Autónoma puede crear los órganos administrativos que considere necesarios para el ejercicio de sus competencias.

La Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón se organiza de acuerdo con los principios de división funcional en Departamentos. Los Consejeros, como titulares de los Departamentos, son los órganos superiores de la Administración de la Comunidad Autónoma.


JUSTICIA DE ARAGÓN
El Justicia de Aragón es el nombre histórico con el que se designa al Defensor del Pueblo de esta Comunidad Autónoma. En opinión de algunos autores, se trata del precedente lejano de todos los Defensores del Pueblo u Ombudsman europeos. A diferencia de su configuración medieval, su misión es la de proteger y defender los derechos y libertades individuales o colectivos, reconocidos en el Estatuto, la tutela del ordenamiento jurídico aragonés y la defensa del Estatuto, supervisando la actividad de la Administración, a través de sugerencias, recomendaciones e informes especiales sobre materias de su competencia.

El Justicia es una de las principales señas de identidad de Aragón. Esta figura nació a finales del siglo XII e inicios del XIII como mediador y moderador en las pugnas y diferencias entre el Rey y la nobleza de la época. Después del Rey, el Justiciazgo era la institución más importante y prestigiosa de la organización política del Reino de Aragón. Con el paso del tiempo, el Justicia se convertiría en juez encargado de dirimir los conflictos entre la monarquía y los ciudadanos. Sufrió diversos avatares por defender las leyes y soportó represalias transcendentales en diversos momentos de la Historia.

La figura del Justicia de Aragón reapareció en 1982 recogida en el Estatuto de Autonomía de Aragón y amparada por la Constitución de 1978. Elegido por las Cortes para un mandato de cinco años, su sede se encuentra en un palacio del siglo XVI, completamente restaurado, situado en el Casco Histórico de Zaragoza, el Palacio de Armijo.

http://www.eljusticiadearagon.com  

LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ARAGÓN

La organización y funcionamiento de la Administración de Justicia en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Aragón está basada en lo dispuesto en la Constitución Española, el Estatuto de Autonomía y la Ley Orgánica del Poder Judicial.

La Ley Orgánica 5/2007, de 20 de abril, de reforma de Estatuto de Autonomía de Aragón, reconoce que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón conocerá de los recursos de casación fundados en la infracción del Derecho propio de Aragón, así como de los recursos extraordinarios de revisión que contemple la Ley contra las resoluciones firmes de los órganos jurisdiccionales radicados en Aragón.

También ejercerá las demás funciones que en materia de Derecho estatal establezca la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Corresponde a la Comunidad Autónoma de Aragón la competencia sobre todo el personal al servicio de la Administración de Justicia que no integre el Poder Judicial, y definir las demarcaciones territoriales de los órganos jurisdiccionales, cuya capitalidad se fijará por Ley de las Cortes de Aragón.  

Palacio de la Aljafería

El Palacio de la Aljafería, actualmente sede de las Cortes de Aragón, es en realidad un complicado conjunto de edificaciones, superpuestas a lo largo de la historia, y que responden a los distintos usos que sus pobladores le han dado en cada momento, desde la época musulmana, cuando se erigió, hasta nuestros días.

En este dilatado transcurso se pueden distinguir las siguientes etapas constructivas:

  • El Palacio Mulsumán
    Conserva parte de su primitivo recinto fortificado, de planta cuadrangular y reforzado por grandes torreones ultrasemicirculares, a los que se suma el volumen prismático de la torre del Trovador, cuya zona inferior, datada en el siglo IX, es el resto más antiguo del conjunto. Este recinto alberga en su parte central unas construcciones residenciales que corresponden al modelo de tipología palacial islámica de influencia omeya, tal y como ya se había desarrollado en los palacios musulmanes del desierto (cuya cronología se remonta al siglo VIII).

    Por lo tanto, frente al espíritu defensivo y la reciedumbre de las murallas, el palacio tai fal, que es de una delicada belleza ornamental, presenta un esquema compositivo a base de un gran patio rectangular, a cielo abierto y con dos albercas en sus extremos; a continuación, dos pórticos laterales, con arquerías mixtilíneas y polilobuladas que actúan a modo de pantallas visuales; y, al fondo, unas estancias tripartitas que en sus orígenes estaban destinadas para uso ceremonial y privado. Así mismo, en el pórtico norte se encuentra un pequeño oratorio, de planta octogonal y de reducidas dimensiones, en cuyo interior se observa una fina y profusa decoración de yeso -con los típicos motivos de ataurique-, más unos fragmentos pictóricos, de tonos vivos y contrastados, de un gran interés. Todos estos logros artísticos se corresponden con las obras realizadas en la segunda mitad del siglo XI bajo el mandato del rey Ahmad Abú Ya´far ibn Hud al-Muqtadir.
  • Las Reformas Cristianas Medievales
    Tras la reconquista de Zaragoza por Alfonso I el Batallador en el año 1118, se inició la andadura cristiana de la Aljafería. De tal manera que se convirtió en el palacio de los monarcas aragoneses, quienes además llevaron a cabo en su interior sucesivas obras de ampliación y de reacondicionamiento. Así, de todo este período medieval, siglos XII-XIV, cabe citar la iglesia de San Martín, la denominada alcoba de Santa Isabel, la desaparecida capilla de San Jorge, las arquerías del patio de Santa Isabel y, sobre todo, las salas del palacio mudéjar de Pedro IV.
  • El Alcázar de los Reyes Católicos
    Fue erigido sobre la fábrica musulmana en torno al año 1492, con el fin de simbolizar el poder y prestigio de los monarcas cristianos. No obstante, la dirección de las obras recayó en el maestro mudéjar Faraig de Gali, y en ellas se funde la herencia artística medieval con los nuevos aportes del Renacimiento, de ahí que dieran lugar a uno de los ejemplos más significativos del llamado estilo Reyes Católícos. Pues bien, el palacio consta de una escalera noble, una galería o corredor y un conjunto de salas, denominadas de los pasos perdidos, que tienen su culminación en el gran salón del Trono.
  • Fortaleza y Acuartelamiento
    A partir de 1593, y por mandato del rey Felipe II el ingeniero sienés Tiburcio Spanochi diseñó los planos para transformar la Aljafería en un fuerte o ciudadela a la moderna. Para lo cual se dotó al conjunto de un recinto murado exterior, con baluartes pentagonales en las esquinas y con un imponente foso de circunvalación (de paredes en ligero talud y con sus correspondientes puentes levadizos) . Sin embargo, lo que en realidad se pretendió con la construcción de este fuerte, no fue otra cosa que poner de manifiesto la autoridad real frente a las reivindicaciones forales de los aragoneses, así como el deseo del monarca por frenar posibles revueltas de la población zaragozana. Después de este primer acondicionamiento militar, durante los siglos XVIII y XIX se produjeron en el edificio profundas intervenciones para su adaptación como acuartelamiento; y de ellas todavía se conservan los bloques construidos en época de Carlos III y dos de los torreones neogóticos añadidos en tiempo de Isabel II.
  • Recuperación como Sede de las Cortes de Aragón
subir

Edificio Pignatelli

EL Edificio Pignatelli sede del Gobierno de Aragón, fue construido a finales del siglo XVIII y es fruto de la Ilustración aragonesa. Debe su nombre a Ramón de Pignatelli, aunque sus orígenes se remontan a cuando el edificio se llamaba la Real Casa de Misericordia, destinada a la recogida de los numerosos mendigos del municipio zaragozano. Posteriormente pasó a ser monumento crucial bajo el reinado de Felipe V. Su sucesor, Fernando VI, elevó la Casa de la Misericordia al rango de Hospital Real. Con la guerra de la Independencia pasó a convertirse en Hospital Militar, función que mantuvo hasta 1816.

Fue en 1907 cuando se destina a Casa Hospicio y es a finales de la década de los años treinta cuando se acordó volver a cambiar la denominación de la entidad al objeto de perpetuar la memoria de su máximo benefactor, pasándose a llamar Hogar Pignatelli.

El edificio pierde su carácter benéfico en 1971 al instalarse el Instituto Mixto de Bachillerato Ramón Pignatelli, que compartió sus dependencias con la Brigada de la Cruz Roja, la Banda de Música Provincial y la Imprenta del Hogar.

El antiguo Hogar Pignatelli es un edificio construido desde la Ilustración y por ilustrados. Su construcción se caracteriza por un uso de ordenación en planta, de concepción rígida y ordenadas por la simetría y un lenguaje regido por la razón, por la proporción y el orden. La fachada de Presidencia es de estilo neoclásico. Y cuenta con espacios góticos, como el patio central que da entrada al antiguo Hogar. El elemento central, la iglesia, es ecléctico, con fachada de proporciones góticas, inspirada en su diseño por el estilo bizantino, y su cúpula dorada es la más oriental de las zaragozanas.

La rehabilitación emprendida en 1983, para convertirlo en sede del Gobierno de Aragón, tuvo por objeto poner el edificio al servicio de todos los aragoneses, llenarlo de vida y acondicionarlo para servir al proyecto común de modernidad y progreso. En la actualidad, el Pignatelli es la sede de la Diputación General de Aragón y sus instalaciones albergan al máximo órgano de Gobierno de la Comunidad Autónoma. En 1983, la Diputación General de Aragón se instala en el Edificio Pignatelli y se comienza el proyecto de rehabilitación y adaptación para sede de la institución, así como sus Departamentos, Servicios Centrales y Servicios Provinciales de Zaragoza. Sus instalaciones poseen las condiciones de representatividad y dignidad necesarias para ser la sede del Gobierno autónomo. La recuperación del antiguo Hogar Pignatelli supuso ganar un edificio conocido en Zaragoza y significativo en la historia moderna de Aragón. La superficie construida y utilizable es de 28.000 metros cuadrados, y sus instalaciones tienen capacidad para acoger durante el horario laboral a 2.000 funcionarios (1.200 trabajadores en la actualidad), alrededor de 700 aragoneses por día en visita de trámite administrativo y un número apreciable de ciudadanos que acudan atraídos por las distintas actividades que se programan.

Distribución del Edificio:

  • Área Institucional, que acoge la Presidencia del Gobierno de Aragón: despacho del Presidente, salón de Consejos de Gobierno, antesala de Presidencia y comedor de respeto.
  • Área Administrativo-política, en la que se encuentran los Departamentos de Presidencia y Relaciones Institucionales; Obras Públicas, Urbanismo y Transportes; Agricultura; Medio Ambiente; Industria, Comercio y Desarrollo; Sanidad, Consumo y Bienestar Social; Cultura y Turismo. El Departamento de Economía, Hacienda y Fomento es el único que continúa ubicado en la plaza de Los Sitios. Mientras que el departamento de Educación y Ciencia se ha trasladado a las instalaciones de la avenida Gómez Laguna.
  • Otras dependencias: Salas de actos (Sala Jerónimo Zurita, Sala Oval y Sala de la Corona). Salas de exposiciones (Sala Bayeu, Sala María Moliner y Sala de la Corona). Biblioteca. Restaurante y cafetería.
subir

Palacio Armijo

La institución del Justicia de Aragón estrenó su actual sede el 20 de diciembre de 1995, conmemoración del 404 aniversario de la ejecución de Juan de Lanuza. Se trata de un palacio aragonés del siglo XVI, cuya rehabilitación ha convertido una vieja casona en ruinas en un bello ejemplo del Renacimiento zaragozano. Fachadas, patio, claustro, galerías, bodegas, artesonados... han recuperado su antiguo esplendor. El edificio se encuentra situado dentro del conjunto histórico-artístico del barrio de la Seo de Zaragoza, en el número 7 de la calle Don Juan de Aragón, en un solar de unos 387 metros cuadrados de superficie. Ha sufrido una serie de reformas y modificaciones a lo largo de su historia para adaptarlo a los usos y funciones que en cada momento necesitaba desarrollar, una vez perdido el carácter original para el que fue construido.

En el palacio se puede destacar el patio interior, el elemento más característico en este tipo de construcciones, que constituye el núcleo del edificio. Tiene planta cuadrada, no regular, y se accede a él, de manera tangencial, desde la calle Don Juan de Aragón, a través del zaguán de entrada, enmarcado en un arco de medio punto. Consta de dos cuerpos de altura. El inferior se corresponde con la planta baja y entreplanta, y se compone de una estructura porticada, a base de puentes de madera y cuatro columnas de gran esbeltez. Las columnas tienen una altura de 6,50 metros, compuestas por basa y pedestal liso, rematado por collarino de ovas, fuste estriado y capitel de orden jónico. El cuerpo superior, o galería alta, se corresponde con la planta primera (noble) del palacio. Está formado por doble arquería de medio punto en cada uno de sus lados, descansando, en el centro, en columnillas exentas de basa, fuste estriado y capitel jónico y, en los extremos, en medias columnas de características análogas, adosadas a las pilastras de las cuatro esquinas. En correspondencia con la caja del patio, existen en el sótano cuatro pilastras de sección cuadrada, en ladrillo, para el soporte de las columnas de la planta baja. El suelo del patio queda sustentado mediante una bóveda rebajada.

La fachada principal de la calle Don Juan de Aragón está constituida por ladrillo macizo tradicional aragonés, agramilado, con refuerzo de piedra de sillería en la parte inferior de la esquina entre Don Juan de Aragón y la calle del Lucero. En esta fachada se localiza, en la parte derecha, la puerta de entrada al palacio. En la parte primera o noble se abren dos grandes balcones abocinados. Tras la importante labor de rehabilitación llevada a cabo en los últimos años, en la que se ha respetado al máximo el diseño primitivo del edificio, el Palacio del Justicia une a la nobleza de la sede la funcionalidad necesaria para cumplir las tareas de la institución. Se han dispuesto cuatro grandes áreas: Zona noble o de representación, zona de servicio al público, dependencias para la asesoría y zona de servicios comunes. Existe, igualmente, un amplio espacio para el desarrollo de actividades culturales, desde exposiciones a seminarios, estudios, foros o jornadas.

subir
 
Subir
Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)
© Gobierno de Aragón. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad Aviso Legal Accesibilidad

Edificio Pignatelli. P°María Agustín, 36. 50071 - Zaragoza. Tfno. 976 714 000
Gobierno de Aragón