Saltar al contenido Saltar al bloque de destacados

Prevención drogodependencias

Existen pocos asuntos tan llenos de estereotipos y de prejuicios como el consumo de drogas.

Una conducta sobre la cual la mayoría de la gente se siente bien informada, aunque en la práctica las informaciones de unos choquen a veces frontalmente, con las de otros.

El fenómeno del consumo de drogas es dinámico y cambiante. En estos últimos años estamos asistiendo a un cambio en los patrones de consumo, a la existencia de una mayor variedad en la oferta, a la aparición de nuevos tipos de consumo reiteradamente considerados como menos dañinos. El perfil del consumidor se ha modificado manifestándose como sujetos socialmente integrados, lejos de la marginalidad, la sociedad y los jóvenes han comenzado a reducir su nivel de alarma considerando ciertos consumos tolerables y sin riesgos aparentes.

Sin embargo el consumo de estas sustancias puede producir efectos negativos tanto en el ámbito individual como social, en el individuo, en la salud, en el estilo de vida, en la familia y amigos, en el trabajo o rendimiento escolar, que se pueden evitar o reducir con una información adecuada y con una formación que capacite al individuo para convivir con la presencia de las drogas.

¿Qué es eso de las drogas?

Partimos de una definición básica de lo que cabe entender por "drogas": Se conocen como "drogas" todas aquellas sustancias que reúnen las siguientes características:

  • Una vez dentro de nuestro organismo, se dirigen a través de la sangre hacia nuestro cerebro, cuyo ecosistema modifican de manera variable.
  • Su uso regular puede generar procesos conocidos como:
    • Tolerancia: a medida que el organismo se va adaptando a la presencia regular de la sustancia, se necesita una mayor cantidad para producir los mismos efectos.
    • Dependencia: tras un uso habitual más o menos prolongado, la persona necesita consumir la sustancia de que se trate: Para no experimentar síntomas de abstinencia y para afrontar su vida cotidiana.
    • Síndrome de abstinencia: cuando se interrumpe la administración de algunas drogas en un consumidor habitual, el organismo sufre trastornos físicos y psíquicos. Los síntomas dependerán de la droga utilizada y del nivel de consumo, pudiendo aparecer desde ligeros síntomas de ansiedad o irritabilidad hasta el coma. Esta situación se alivia con la administración de la misma droga o de otra análoga, que tenga una acción farmacológica similar.
  • Su uso continuado puede provocar diferentes tipos de trastornos:
    • Físicos: cuando como consecuencia de su toxicidad dañan el organismo de la persona consumidora.
    • Psicológicos: cuando inciden negativamente sobre la relación de la persona consigo misma o con su entorno afectivo.
    • Sociales: cuando impactan sobre la comunidad.
subir

Nuevas pautas en el consumo de drogas

A lo largo de estos últimos años estamos asistiendo a un cambio de tendencia en el consumo de drogas en España y sobre todo entre los jóvenes:

1. Se está recortando la edad de inicio del consumo de las distintas drogas y cada vez son más las chicas que las consumen.

2. A la hora de hablar de problemas relacionados con las drogas no se vinculan únicamente a las sustancias consumidas, sino a las circunstancias personales del consumidor y al entorno social en el que tienen lugar dichos consumos.

3. Se ha reducido ligeramente el consumo de tabaco a pesar de que el tabaquismo sigue siendo uno de los más importantes problemas de salud pública y las actuales generaciones de jóvenes se inician antes en el hábito de fumar, con un porcentaje apreciable que ha probado esta sustancia antes de los 14 años.

4. En cuanto al consumo de alcohol entre los jóvenes, se está detectando un proceso de desplazamiento de las preferencias hacia las bebidas fuertes, y unas formas de uso excesivo caracterizadas por fuertes intoxicaciones.

5. La cocaína es la segunda drogas ilícita más consumida tras el cannabis, y aunque ha descendido muy ligeramente el porcentaje de quienes la han probado, aumenta el de aquellas que la consumen regularmente. También las drogas de síntesis han experimentado un incremento en su consumo.

6. Respecto a la heroína, su consumo se ha estabilizado (o incluso disminuido) en todas sus modalidades y además ha disminuido la vía de la inyección y aumentando la práctica de fumar o inhalar.

subir

Prevención en el uso indebido de drogas y promoción de salud

De una forma general, se habla de prevenir cuando se quiere evitar un daño antes de que aparezca. En este marco, la prevención, en el complejo mundo de las drogodependencias, está encaminada no solo a evitar el consumo sino también a la moderación y responsabilidad en el consumo de determinadas sustancias. Así entendida, la prevención de las drogodependencias encaja en el marco de la promoción de salud ( ver capítulo correspondiente) por cuanto supone una efectiva capacitación e implicación de los individuos y las comunidades en la definición de los problemas, en la toma de las decisiones y en las medidas llevadas a cabo para modificar y mejorar los factores determinantes del consumo de drogas. Para ello es preciso contemplar el fenómeno de las drogodependencias con una visión globalizadora y multisectorial.

En el consumo problemático de drogas existe siempre una interacción de tres elementos: la sustancia objeto de consumo, las características personales de quien la consume y el entorno y circunstancias en que se produce dicho consumo. Esta comprensión del fenómeno en su triple vertiente bio-psico-social facilita una mejor visión del problema. En este sentido, es preciso identificar los factores de riesgo y los factores de protección existentes en una situación de riesgo. El análisis de dichos factores es el paso previo para tomar las medidas preventivas más adecuadas.

Los factores de riesgo pueden ser individuales como los de tipo psicológico (falta de seguridad, inmadurez, infravaloración de uno mismo…), el fracaso escolar, las actitudes y creencias favorables a las drogas, el inicio temprano en su consumo,… o pueden ser sociales o del entorno, como la disponibilidad y accesibilidad a las diferentes sustancias, la existencia de normas sociales favorables o permisivas con el consumo o las situaciones de desestructuración social (desarraigo, escasez de vínculos sociales, pobreza y marginalidad). Evidentemente, la suma de estos factores de riesgo en una misma persona aumentará las posibilidades de que se genere un consumo problemático de drogas.

Los factores de protección incluyen la capacidad individual de resolución de problemas, la autonomía personal, las actitudes individuales y familiares favorables hacia la salud y el rechazo a las drogas, la existencia de fuertes vínculos emocionales con el entorno o el poseer valores o normas de conducta claros.

De esta forma, la prevención de drogodependencias incluye acciones que persiguen :

  • Reducir la demanda de drogas, potenciando el desarrollo de las competencias y capacidades personales (autonomía e independencia, actitudes de rechazo hacia el consumo, adquisición de hábitos saludables,...) y la disminución del interés social hacia las drogas (modificación de estereotipos sobre los efectos de las sustancias, visión social del fenómeno menos permisiva,...)
  • Reducir los riesgos asociados al consumo de drogas, mediante intervenciones dirigidas a lograr objetivos intermedios (reducción de daños o problemas de salud producidos por las sustancias o la forma de usar estas sustancias, detección precoz de los factores de riesgo que pueden conducir al consumo problemático de drogas).
  • Reducir la oferta y promoción de drogas tanto en lo que respecta a las drogas legales como ilegales. Esto resulta especialmente importante en lo que se refiere al consumo de alcohol y tabaco, desarrollando políticas de limitación del uso en menores o de regulación de la publicidad mediante medidas legislativas.
  • Facilitar la integración de las personas drogodependientes, mediante políticas activas de inserción/reinserción social. Todas las intervenciones dirigidas a la socialización de las personas con problemas de abuso de drogas tienen en sí mismas un componente preventivo.
  • Favorecer el desarrollo de políticas integrales dirigidas a promover la equidad, la integración social y la igualdad de oportunidades.
    La prevención del consumo problemático de drogas debe realizarse en los espacios de sociabilidad más habituales y cotidianos ( comunidad escolar, el ámbito laboral, espacios de ocio, ámbito laboral y comunitario, medios de comunicación social y servicios sanitarios) siendo clave el papel de los mediadores (educadores, animadores de tiempo libre, profesionales sociosanitarios.) y especialmente el papel de los grupos de iguales en el caso de las personas jóvenes.
    Las líneas prioritarias de actuación son:
    • Educación para la salud de la población general y de grupos o colectivos determinados.
    • Formación para profesionales ( sanitarios , sociales, educadores…) y mediadores sociales ( grupos de iguales ,voluntariado, padres y madres, miembros de asociaciones ciudadanas,...).
    • Medidas legislativas de control y cumplimiento de la norma respecto a la oferta, distribución y publicidad de las drogas institucionalizadas (alcohol y tabaco).
    • Coordinación de actuaciones entre los diversos sistemas: educativo, sanitario, servicios sociales,
    • Fortalecimiento de la organización comunitaria, del tejido asociativo y redes sociales.
    • Fomento de alternativas lúdicas, creativas y participativas de tipo cultural, social, deportivo,...
    • Desarrollo de políticas de salud y bienestar social que promuevan la integración social, la equidad y la participación ciudadana.

ASPECTOS LEGALES EN ARAGÓN: LEY 3/2001 DE PREVENCIÓN, ASISTENCIA Y REINSERCIÓN EN MATERIA DE DROGODEPENDENCIAS

Los aspectos legales en relación con el tema de drogodependencias están regulados en nuestra comunidad autónoma a través de la Ley 3/2001 de prevención, asistencia y reinserción en materia de drogodependencias publicada en BOA el cuatro de abril de 2001.

En su preámbulo, la ley considera el tema de las drogodependencias englobado en una política integral y planificada dirigida al logro de un desarrollo humano y social más equitativo.

En esta ley adquieren especial relevancia las disposiciones relativas al control de la oferta de bebidas alcohólicas y tabaco estableciendo limitaciones a la publicidad, venta y consumo de dichas sustancias.

Hace así mismo énfasis en el enfoque educativo insistiendo en la integración adecuada de la educación para la salud en todos los ámbitos de la comunidad de tal forma que la promoción de estilos de vida sanos y autónomos sea un objetivo a trabajar con el consenso y compromiso de todos los sectores sociales.

Los apartados siguientes exponen de forma esquemática las normas que recoge la ley y que se refieren a la publicidad, venta y consumo de tabaco y alcohol.

subir

Publicidad y promoción de bebidas alcohólicas y tabaco

No se permite dirigida a <18 años o argumentos dirigidos o protagonizada por ellos.

No anuncios en publicaciones juveniles editadas en la Comunidad Autónoma o emitidos desde centros de la misma, en programas de contenido pedagógico o dirigidos a menores.

No patrocinio, financiación o publicidad de actividades dirigidas a <18 años

No mensajes publicitarios asociados a mejora del rendimiento, conducción de vehículos, manejo de armas, éxito social o sexual, y efectos terapéuticos.

Prohibición de publicidad en:

  • Centros y servicios sanitarios, sociosanitarios y centros docentes.
  • Salas de cine, teatro o espectáculos e instalaciones deportivas, cuando su programación vaya dirigida a menores de18años.
  • Medios de transporte público.
  • Lugares donde esté prohibida su venta y consumo.
  • Promoción: en ferias, muestras, exposiciones o similares, cuando tengan lugar dentro de otras manifestaciones públicas, se realizarán en espacios diferenciados y separados. No se podrá ofrecer a menores.
  • En visitas a centros de producción, elaboración o distribución no se podrá ofrecer bebidas alcohólicas o tabaco a menores

Ley 3/01 de prevención , asistencia y reinserción en materia de drogodependencias.

subir

Prohibición de venta y consumo de bebidas alcohólicas y tabaco

Se prohibe la venta y suministro a menores de 18 años

Dependencias de la administración pública (lugares habilitados :hasta 18 º).

Centros sanitarios y sociosanitarios.

Centros docentes no univeristarios.

Centros de atención o esparcimiento de menores.

Áreas de servicio (autovías, autopistas) y gasolineras ( a partir de 18º).

Ley 3/01 de prevención, asistencia y reinserción en materia de drogodependencias.

PROHIBICIÓN DE CONSUMO DE TABACO

Se prohibe la venta y suministro a menores de 18 años

Centros de atención social y espacios cerrados de esparcimiento y ocio destinados a menores de 18 años

Centros e instalaciones deportivas cerrados.

Salas de uso público general (lectura, biblioteca, conferencias, exposiciones, museos o similares)

Salas de teatro, cine y otros espectáculos públicos en locales cerrados.

Centros docentes no universitarios.

Lugares de mayor riesgo para la salud del trabajador (por combinar la nocividad del tabaco con el perjuicio ocasionado por el contaminante industrial)

Áreas donde trabajen mujeres embarazadas.

Medios de transporte colectivo, urbano e interurbano, en trayectos que recorran exclusivamente el territorio de Aragón.

Vehículos transporte escolar y todos los destinados total o parcialmente al transporte de menores de 18 años o de enfermos.

Ascensores y otros recintos pequeños de escasa ventilación,

Ley 3/01 de prevención, asistencia y reinserción en materia de drogodependencias.

PROHIBIDO EXCEPTO EN ZONAS HABILITADAS*

Centros sanitarios, sociosanitarios, sociales

Centros universitarios o de enseñanza de mayores de 18 años

Dependencias laborales de la Administración pública, y todas las destinadas a la atención directa al público

Locales donde se elaboren, transformen, manipulen, preparen o vendan alimentos, excepto destinados principalmente al consumo de los mismos, donde se diferenciarán zonas

Centros comerciales cerrados y entidades financieras

Salas de espera en estaciones o aeropuertos

(* No es obligatorio habilitarlas)

Ley 3/01 de prevención , asistencia y reinserción en materia de drogodependencias.

subir

Sustancias de consumo más frecuente

Tabaco

El tabaco es una planta de la familia de las solanáceas, la especie más utilizada es la Nicotina Tabacum. Sus hojas tras ser sometidas a diversos proceso de elaboración se fuman (cigarrillos, puros, pipas), se aspiran (rapé) o se mastican (tabaco de mascar).

La forma más extendida de consumo de tabaco es el cigarrillo, en cuyo humo se han identificado alrededor de 4.000 componentes tóxicos de entre los cuales los más importantes son los siguientes:

Alquitranes: sustancias probadamente cancerígenas, (benzopireno , formaldehído, metilpireno)

Monóxido de carbono: producido por la combustión del tabaco y del papel que envuelve el cigarrillo. Penetra en la sangre a través de los alvéolos pulmonares y se difunde por ella con gran facilidad dificultando la distribución de oxígeno a través de la sangre

Sustancias irritantes:, son responsables de la tos y el incremento de la mucosidad característicos de los fumadores y, a largo plazo, de la patología respiratoria debida al tabaquismo (bronquitis crónica y enfisema pulmonar).

Nicotina: Es el principal alcaloide del tabaco y responsable de las enfermedades cardiocirculatorias, de los efectos psicoactivos de la sustancia y de la intensa dependencia física que el tabaco provoca con el consiguiente síndrome de abstinencia (ansiedad, irritabilidad, insomnio, fatiga, dolor de cabeza, dificultad de concentración, mareos, aumento del apetito, deseo imperioso de fumar...)

Fumadores pasivos. Fumador pasivo es aquella persona que habiendo decidido no fumar se ve expuesta al humo procedente de quienes fuman a su alrededor. Desde hace algún tiempo existe una evidencia creciente de que más allá de una simple incomodidad, la condición de fumador pasivo representa un riesgo cierto para la salud. Las leyes protegen el derecho de la salud de los no fumadores limitando el consumo de tabaco en distintos centros y exigiendo la distinción de zonas habilitadas para fumadores, prevaleciendo siempre el derecho a la salud de los no fumadores sobre el derecho a fumar en aquellas circunstancias en las que aquel pueda verse afectado por el consumo de tabaco.

Alcohol

Al hablar del alcohol nos estamos refiriendo al etanol o alcohol etílico, que es el principal componente de las bebidas alcohólicas, éstas se obtienen por fermentación o destilación. Según se trate de un procedimiento u otro, se conseguirán bebidas de diferente graduación; así por ejemplo vinos, cervezas o cava surgen a partir de la fermentación de frutas o granos, mientras que habrá que recurrir a la destilación para lograr ginebra, whisky, ron...etc.

El alcohol es un depresor del Sistema Nervioso Central que adormece progresivamente el funcionamiento de los centros cerebrales superiores, produciendo deshinibición conductual y emocional. No es un estimulante como a veces se cree; la euforia inicial que provoca se debe a que su primera acción inhibidora se produce sobre los centros cerebrales responsables del autocontrol.

El alcohol es la droga más consumida en todos los tramos de edad, en los dos sexos y en casi todos los grupos sociales. Con respecto a los jóvenes se consume muy por delante de otras drogas ilegales. La cantidad promedio de alcohol consumida semanalmente por muchos jóvenes está cercana a los límites que se consideran peligrosos para la salud. Además este consumo se centra en los fines de semana y se hace de una manera compulsiva, muy rápidamente.

Los efectos del alcohol dependen de diversos factores:

  • La edad: la defensa metabólica ante el alcohol es más baja en menores de 17 años, por lo que su consumo en estas etapas de la vida, puede producir más fácilmente alteraciones orgánicas y/o psicológicas.
  • El peso: el alcohol afecta de modo más severo a las personas con menor masa corporal
  • El sexo: la tolerancia femenina es general menor que la masculina
  • La cantidad y rapidez de la ingesta
  • La ingestión simultánea de comida (el estómago lleno dificulta la intoxicación)
  • La combinación con bebidas carbónicas, aceleran la intoxicación.

Para calcular el consumo de alcohol se utiliza un método basado en UNIDADES la unidad de bebida estándar (UBE) equivale a 10 gramos de alcohol en sangre.

Bebedor moderado en hombres < 40 gr/d (<4 U/d)

Bebedor moderado en mujeres <24 gr/d (<2,4 U/d)

Consumo de riesgo en hombres > 40 gr/d (> 4 U/d)

Consumo de riesgo en mujeres > 24 gr/d (> 2,4 U/d)

Cálculo del consumo de alchohol en unidades y gramos

TIPO DE BEBIDA VOLUMEN UNIDADES GRAMOS
1 vaso de vino 100 ml 1 10 gr.
1 Lata de cerveza 333ml 1,5 15 gr.
1 Combinado 70ml 2 20 gr.
1 Chupito Tequila 25ml 2 20 gr.
1 Carajillo 25 ml 1 10 gr.
Existen distintas estrategias para reducir el consumo de alcohol.

  1. Decide por adelantado si vas o no a beber alcohol. En caso afirmativo piensa en la cantidad que no te gustaría sobrepasar.
  2. Descubre las bebidas sin alcohol. Existen
  3. Si has decidido beber alcohol alterna el consumo de bebidas con y sin alcohol. Retrasa el inicio de la toma de la primera copa.
  4. Bebe a pequeños sorbos haciendo durar más la bebida. Cuando bebas deja el vaso en la mesa o en la barra.
  5. Cambia el tipo de bebida a otro de menor graduación. Diluye los destilados en refrescos no alcohólicos.

Cannabis

Los cannabinoides son compuestos derivados de la planta denominada Cannabis sativa. Sus derivados más consumidos actualmente son el hachís que se elabora prensando la resina de la planta hembra dando lugar a una pasta compacta de color marrón y la marihuana preparada a partir de las hojas secas, flores y pequeños tallos de la cannabis sativa. Ambos preparados se consumen fumados en un cigarrillo liado con tabaco rubio. Farmacológicamente se clasifica como un alucinógeno menor.Sus efectos de rápida aparición, varían según las dosis, el tipo de cannabis, el estado de ánimo de los individuos, sus expectativas...

Efectos fisiológicos y psicológicos

  • Aumento del apetito
  • Sequedad en la boca
  • Ojos brillantes y enrojecidos
  • Taquicardia, sudoración
  • Somnolencia
  • Descoordinación de movimientos
  • Relajación, deshinibición
  • Hilaridad
  • Somnolencia
  • Alteraciones sensoriales
  • Dificultad para explicarse con claridad, memoria inmediata, procesos de aprendizaje...

El consumo continuado de hachís puede ralentizar el funcionamiento psicológico del usuario entorpeciendo sus funciones superiores relacionadas con el aprendizaje, la concentración y la memoria, así mismo se ha constatado su efecto como elemento desencadenante de psicosis y cuadros delirante-alucinatorios en personas de riesgo.

Drogas sintéticas

Con la denominación de drogas sintéticas se hace referencia a un grupo amplio de sustancias psicoactivas producidas por síntesis químicas en laboratorios clandestinos. Generalmente se trata de compuestos anfetamínicos a los que se añade algún componente de efectos más o menos alucinógenos. Aunque son varias las sustancias que entran en esta denominación la más usual es la conocida como MDMA o éxtasis. Estas drogas suelen presentarse en forma de comprimidos con colores chillones y con diferentes dibujos y anagramas grabados.

Todas estas drogas tienen un cierto efecto estimulador común y se emplean como facilitadoras de la comunicación y la sociabilidad por lo que el usuario tiende a huir de lo individual para participar en un acto esencialmente colectivo y grupal asociándose su consumo a determinadas formas de ocio juvenil. Teniendo en cuenta que casi nunca se sabe con precisión cuáles son los componentes de lo que se vende como éxtasis, sus efectos pueden variar de forma considerable, pero se sabe que, como consecuencias más frecuentes del consumo de MDMA están las siguientes:

Efectos fisiológicos y psicológicos

  • Actúan sobre el corazón provocando taquicardia, arritmia, hipertensión y aumento de la frecuencia cardíaca
  • Insuficiencia hepática
  • Insuficiencia renal
  • Aumento severo de la temperatura corporal (hiertermia maligna)
  • Ansiedad, irritabilidad
  • Sensación de euforia, locuacidad,
  • Vivencia de energía física y emocional
  • Mejora de la utoestima

A DOSIS ELEVADAS

  • Ansiedad, pánico, confusión, insomnio
  • Psicosis y fuertes alucinaciones visuales o auditivas
  • Agotamiento, inquietud, y depresión

En el momento de su comercialización se presentaron como compuestos completamente inofensivos, pero tras un periodo de consumo esta apariencia de inocuidad hay que matizarla. Para evitar efectos y riesgos añadidos se recomienda beber suficiente cantidad de líquidos para evitar la deshidratación, descansar a ratos para evitar el agotamiento, no mezclar nunca con alcohol y otras drogas.

Cocaína

La cocaína procede de un arbusto cuya denominación botánica es Erytroxilon coca. Se cultiva fundamentalmente en los países del altiplano andino (Bolivia, Colombia y Perú).

La cocaína es un potente estimulante del Sistema Nervioso Central. Las hojas de coca sometidas a diversos procesos de elaboración química, dan lugar a distintos derivados:

  • Clorhidrato de cocaína: la forma principal de consumo en Europa, conocida popularmente como cocaína
  • Sulfato de cocaína: pasta de coca que se fuma mezclada con tabaco o marihuana conocida como basuco
  • Cocaína base (crack) que se fuma mezclada con tabaco

Efectos fisiológicos y psicológicos

  • Ausencia de fatiga, sueño y hambre
  • Aceleración del ritmo cardíaco
  • Anestésico local
  • Aumento de la presión arterial
  • Exaltación del estado de ánimo
  • Aumento de la sociabilidad
  • Reacción general de euforia e intenso bienestar

El consumo crónico y abusivo de la cocaína puede provocar importantes trastornos psíquicos similares a los provocados por las anfetaminas tales como ideas paranoides y depresión. La dependencia psíquica de la cocaína es una de las más intensas entre las provocadas por las drogas. La supresión del consumo tras un período prolongado da lugar a un fenómeno rebote, caracterizado por somnolencia, depresión, irritabilidad, letargia etc.

subir

Para saber más

Bibliografía

Guía sobre drogas: Realidades, mitos, efectos,... - Madrid: Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Ministerio de Sanidad y Consumo 2007. - 86 p.: il. - ISBN: 84-920522-3-6.

¿Por qué es importante hablar de alcohol?. - [Madrid]: Ministerio de Sanidad y Consumo, Secretaría General Técnica, D.L.1999. - 32 p. - ISBN NIPO: 351-99-005-2.

Trabajando la prevención de las drogodependencias en el tiempo libre / J.C. Melero. -Madrid: Consejo de la Juventud de España, D.L.2001. -80 p.:il.

Tú decides: programa de prevención de drogodependencias en el ámbito escolar. Cuaderno del alumno Y Guía del profesor / M. Amengual …[et al.]. -Zaragoza: Ayuntamiento de Zaragoza, 2002.

Indroga: Juego didáctico de prevención del abuso de drogas / Fernando Patiño Marquina. -Zaragoza: Gobierno de Aragón. Departamento de Educación y Ciencia, 2001. -1 tablero, fichas.

En Internet

ENERGY CONTROL
http://www.energycontrol.org
Página de un colectivo de personas preocupadas por el uso de drogas en espacios de fiesta de los jóvenes y ofrece información con el fin de disminuir los riesgos de consumo. Consta de un apartado sobre drogas y reducción de riesgos, CONTROLMETER un juego interactivo en CD-Rom para el conocimiento y prevención de drogas, análisis realizados por el grupo, flyers (folletos, postales, comics, etc.), preguntas más frecuentes y enlaces de interés. Tel. información: 902 253 600

IDEA PREVENCIÓN
Apdo. de Correos 57067
28223 Pozuelo de Alarcón
Madrid
Tel: 913515361/4960
Fax: 913515337
http://www.idea-prevencion.com

Página principal del Sistema de Información Técnica sobre Prevención del Abuso de Drogas "Idea-Prevención". En ella podemos acceder a la base de datos de programas recopilados en la red y también al Centro de documentación especializado en prevención (CDOC). Esta entidad edita un boletín semestral en soporte papel.

PLAN NACIONAL SOBRE DROGAS
C/ Recoletos, 22
28010 - Madrid
Tel.: 91 - 822 68 89
Fax: 91 - 822 60 90
cendocupnd@msc.es
http://www.pnsd.msc.es

Página del Plan Nacional sobre drogas que incluye información sobre diferentes áreas: prevención, cooperación con ONG's, asistencia y reinserción, etc. Así mismo, cuenta con un importante centro de documentación, un observatorio español de drogodependencias (conectado con el observatorio europeo) y dedica un apartado especial de enlaces a otras páginas Web.

Direcciones de centros y servicios:
Centros municipales de prevención de drogodependencias

Huesca y provincia

Centro de Prevención de Drogodependencias
Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe
C/ Debajo de los Muros, s/n
Teléfono 974 500 103
22300 Aínsa (Huesca)

Unidad Provincial de Drogodependencias
Ayuntamiento de Huesca
C/ Costanilla del Suspiro, 6 bajo
Teléfono 974 292 144
22002 Huesca (Huesca)

Centro Municipal de Drogodependencias
Ayuntamiento de Jaca
C/ Hospital, 2
Teléfono 974 355 132
22700 Jaca (Huesca)

Centro Prevención Drogodependencia
Ayuntamiento de Monzón
C/ Estudios, 3-5
Teléfono 974 403 641
22400 Monzón (Huesca)

Teruel y provincia Centro de Prevención de Drogodependencias
Ayuntamiento de Alcañiz
C/ Santo Domingo, 35
Teléfono 978 870 691
44600 Alcañiz (Teruel)

Centro Municipal de Atención a Drogodependencias
Ayuntamiento de Andorra
C/ Aragón, 4
Teléfono 978 843 853
44500 Andorra (Teruel)

Centro de Prevención de Drogodependencias
Ayuntamiento de Calamocha
C/ La Paz, 1 (edificio servicios multiples)
Teléfono 978 732 315
44200 Calamocha (Teruel)

Centro de Prevención de Drogodependencias
Ayuntamiento de Utrillas
Pza. Ayuntamiento, 11
Teléfono 978 756 795
44760 Utrillas (Teruel)

Zaragoza y provincia

Centro de Prevención de Drogodependencias
Ayuntamiento de Calatayud
Avda. San Juan el Real, 4-6
Teléfono 976 881 018
50300 Calatayud (Zaragoza)

Centro de Prevención de Drogodependencias
Ayuntamiento de Tarazona
Avda. De la paz, 31, bajos
Teléfono 976 641 033
50500 Tarazona (Zaragoza)

Dirección de Salud Pública
Sección de Drogodependencia
Via Univérsitas, 36
Teléfono 976 714 591

Centro Municipal de Atención y Prevención de las Adicciones
Av.Pablo Ruiz Picasso, 59
Teléfono 976 291 727
prevencionadicciones@ayto-zaragoza.es
50018 Zaragoza

Otras entidades y asociaciones que trabajan la prevención de drogodependencias

Comisiones Obreras de Aragón ( CC.OO)
Paseo de la Constitución, 12
50008 Zaragoza
Tel. 976 239 185

Servicio de Asesoramietno e Inserción de la U.G.T.
C/ Costa 1, Entlo
50001 Zaragoza
Tel. 976 700 119

Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza.
C/ San Vicente de Paúl, 26, 2º
50001 ZARAGOZA
Tel. 976397025
Fax. 976395434
fabz@pangea.org

Fundación Centro de Solidaridad de Zaragoza 
C/ Lucero del Alba, 2 (Valdefierro)
50012 ZARAGOZA
Tel./Fax. 976331775
prevencion@csz.es

Asociación Ibón
C/ Aragón, 16 Bajo
22600 Sabiñánigo (Huesca)
Tel. 974 483 623

subir
Subir
Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)
© Gobierno de Aragón. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad Aviso Legal Accesibilidad

Edificio Pignatelli. P°María Agustín, 36. 50071 - Zaragoza. Tfno. 976 714 000
Gobierno de Aragón