Saltar al contenido Saltar al menu Saltar al contenido
Instituto Aragonés de Gestión Ambiental

Instituto Aragonés de Gestión Ambiental.

Planes técnicos de caza

Aprobación y modificación de planes técnicos de caza en cotos deportivos, municipales, privados e intensivos de caza

Plan técnico

El plan técnico de caza es un documento que fija las directrices para la gestión y aprovechamiento cinegético de un coto de caza. Deben adaptarse a los planes que el Departamento haya aprobado para la ordenación de los recursos naturales, para la gestión de los espacios naturales protegidos o para la conservación de la fauna catalogada como amenazada.

Su aprobación es uno de los requisitos para poder ejercer la caza en el coto y no tienen caducidad, si bien deben actualizarse mediante anejos en el caso de que se produzcan modificaciones sustanciales en las características del coto. 

Estos anejos de actualización deberán presentarse ante el INAGA previamente en el caso de una solicitud de cambios de límites o de titularidad o antes de transcurridos veinte días naturales tras producirse otras modificaciones sustanciales en el acotado

Requisitos

Hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Debe ser presentado por el titular del terreno cinegético
  • Han de ser elaborados por un técnico competente en las materias que constituyen su contenido.
  • Su contenido se recoge en la Orden de 27 de marzo de 2001, del Departamento de Medio Ambiente, que se modifica el apartado tercero de la Orden de 21 de marzo de 2000, del Departamento de Medio Ambiente por la que se establece un conjunto de medidas de fomento en materia cinegética en la Comunidad Autónoma de Aragón.

En general debe contener: 

  • Una descripción de carácter, tanto administrativo como físico, del terreno
  • La cartografía de sus límites
  • Las características de la vegetación y de las poblaciones cinegéticas
  • Los censos y la planificación para el aprovechamiento cinegético, con referencia a las modalidades que se van a practicar, especies objeto de aprovechamiento, cupos, etc.
  • Un plan de seguimiento y hacer referencia a los medios de vigilancia con los que se cuenta.
subir

Descripción del procedimiento

El titular del terreno cinegético deberá presentar una solicitud dirigida al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, según el modelo establecido que se puede descargar en:

Además, en cada procedimiento, podrá consultar la ficha catalográfica explicativa, la documentación necesaria para su tramitación, la normativa asociada al tipo de procedimiento y la posibilidad de realizar el trámite de forma telemática

PRESENTACIÓN DE SOLICITUDES:  no hay período establecido.

PLAZO DE RESOLUCIÓN: 3 meses y el silencio administrativo tiene efectos estimatorios

TASAS: el procedimiento no conlleva el pago de una tasa adicional al titular del acotado.

subir

Preguntas frecuentes

 

1. ¿Cuántos cazadores pueden entrar en un coto?

En el Decreto 108/1995, de 9 de mayo, de la Diputación General de Aragón, se concreta el número de cazadores por jornada de caza, que no podrá ser superior a un cazador por cada 50 ha. cuando el aprovechamiento del coto es de caza menor y jabalí,  y por cada 65 ha. cuando lo es de mayor. 

No obstante, para la realización de batidas no se establecen limitaciones concretas al número de cazadores participantes.

 

2. ¿Se pueden habilitar majanos y otras instalaciones para recuperación y fomento de especies cinegéticas en un coto?

Se consideran instalaciones accesorias de recuperación y fomento de las especies cinegéticas las instalaciones de pequeña capacidad o superficie inferior a 1 ha., cuya finalidad sea el fomento y recuperación de las poblaciones naturales de especies de caza dentro del mismo coto en que se ubiquen. Los animales así obtenidos no se pueden trasladar fuera del coto.

Estas actividades deben quedar reflejadas en el plan técnico correspondiente, si inicialmente no era así, el titular del coto puede solicitar al INAGA la modificación del mismo mediante el anejo correspondiente.

 

3. ¿Es obligatorio tener vigilantes o guardas en el coto?

Los cotos deben contar con un servicio de vigilancia propio o contratado y que puede compartir con otros cotos. El titular del terreno cinegético debe comunicar al INAGA, en forma de anejo al plan técnico de caza del coto, el servicio de vigilancia de que disponga.

La dotación mínima de vigilancia en los cotos será la de un guarda reconocido (mediante un servicio propio) o un guarda contratado (mediante un servicio contratado) por cada 50.000 ha. de superficie cuando la persona que desempeñe la función desarrolle exclusivamente tareas cinegéticas, y por cada 25.000 hectáreas cuando desarrolle, además, otros cometidos.

 

4. ¿Cómo se solicita una zona de adiestramiento de perros?

Los planes técnicos de los cotos pueden contemplar el establecimiento de una zona para el adiestramiento de perros de caza. En caso de que el plan técnico inicial no contuviera ninguna zona de adiestramiento, puede solicitarse la modificación del mismo mediante el anejo oportuno.

Las condiciones que deben cumplir estas zonas es no superar el 4 % de la superficie del coto y en ningún caso ser mayor de 100 ha. Deben ubicarse a más de 200 metros de la linde del coto en el que se ubican.

 

5. ¿Es posible la suelta de piezas de especies cinegéticas para su caza en el coto y qué especies se pueden soltar?

Las sueltas de especies procedentes de granja solamente es posible en los cotos intensivos y en las zonas de adiestramiento de perros que los cotos tengan zonas autorizadas para este fin. No está autorizada la suelta de especies para su caza o captura inmediata en un coto salvo en estos casos.

Si bien podría soltarse cualquier especie declarada como cinegética, lo habitual es que se utilicen perdiz, codorniz o faisán.

 

subir
 
Subir
Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)
© Gobierno de Aragón. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad Aviso Legal Accesibilidad

Edificio Pignatelli. P°María Agustín, 36. 50071 - Zaragoza. Tfno. 976 714 000
Gobierno de Aragón