Saltar al contenido Saltar al menu Saltar al contenido
Servicio Aragonés de Salud

Servicio Aragonés de Salud

Salud Mental

 

 

Información general

¿Qué atendemos?


Entendemos por caso psiquiátrico todos aquellos grados de deterioro de tipo psicológico (emocional, cognitivo o comportamental) que precisan atención especializada por un profesional de salud mental, tanto si quien lo padece es consciente de necesitarlo y acude voluntariamente, como si es el entorno el que lo solicita, motivado por el malestar generado en la comunidad.

Esta atención la definimos como integral porque no sólo se encarga de prestar cuidados al que ya está enfermo, sino que además asume las funciones de prevención, promoción de la salud y rehabilitación de las posibles discapacidades que se originen.

Es, además, una atención global, en la que se combinan recursos sanitarios, educativos, sociales, laborales y judiciales, y en comunidad, por cuanto que se procura no separar al enfermo de su entorno salvo en situaciones excepcionales.

Se define como red asistencial, compuesta por varios niveles de atención y diferentes dispositivos, en cuyo centro está el ciudadano, de forma que cuando sea necesario el paciente se vea atendido a lo largo de toda la evolución de su enfermedad sin perder la continuidad.

Los encargados de llevarla a cabo son los equipos multidisciplinares, compuestos por profesionales que varían en titulación y número dependiendo del tipo de dispositivo. Generalmente cuentan con psiquiatra, psicólogo y enfermera, aunque también pueden integrarlos profesionales como los trabajadores sociales, auxiliares de Enfermería, terapeutas ocupacionales, monitores de taller, auxiliares administrativos, etc.

¿Cómo acceder a los servicios de Salud Mental?

A la consulta del centro de salud mental:

  •  Provistos del volante que acredite el paso previo por su médico de Atención Primaria en caso de que éste considere justificada la demanda de recibir atención especializada.
  • Sin volante y sin paso previo por Atención Primaria en situaciones de urgencia durante el horario de consultas de su psiquiatra de zona.
  • Desde cualquier otro servicio médico, provistos del volante de petición de consulta.

A los servicios de urgencia de los hospitales generales:

  • En cualquier momento, si la situación es urgente y no permite demora, se puede acudir directamente.
  • Por orden judicial.
  • Conducidos por las fuerzas de orden público.

A los centros de rehabilitación de larga y media estancia:

  • Precisa el paso previo y su aceptación por una Comisión Colegiada y la solicitud a la misma de su psiquiatra de zona, en la que explique los motivos por los que el recurso se considera necesario.


Al resto de los dispositivos rehabilitadores:

  • Derivados por su psiquiatra de zona.
subir

Recursos

subir

Cartera de servicios

Atención ambulatoria especializada


Es la puerta de entrada a la red de salud mental.
Un equipo multidisciplinar de profesionales atiende, en los centros de salud mental, aquellos casos que, por su gravedad o duración, no son susceptibles de ser tratados por el médico de Atención Primaria.
Ubicados en su mayoría en los propios centros de Atención Primaria, los centros de salud mental atienden a pacientes mayores de 18 años mientras que los centros infanto-juveniles tienen asignada la población menor de esa edad.


Prestaciones: Acogida, evaluación y diagnóstico. Tratamiento y seguimiento. Atención de urgencia. Interconsulta con otras especialidades médicas y coordinación con otros servicios. Formación e investigación. Prevención, educación y promoción de la salud.


Atención en hospitalización breve


Se lleva a cabo en los hospitales generales de referencia. Atiende aquellos casos que, por la gravedad de su sintomatología aguda, no pueden permanecer en su medio habitual hasta la remisión del episodio.
Presta atención continuada durante periodos de tiempo cortos, entre 10-21 días en régimen cerrado y presenta, como característica fundamental, unos cuidados de Enfermería continuados.


Prestaciones: Evaluación. Diagnóstico. Tratamiento. Derivación con informe de alta. Interconsulta hospitalaria. Formación e investigación. Prevención y promoción de la salud.


Atención en hospital de día
Es una hospitalización parcial para pacientes graves que, aunque han perdido temporalmente la capacidad de autocuidados, no precisan de un medio totalmente cerrado para la contención de su sintomatología.
Las estancias en estos dispositivos, que suelen estar ubicados en los hospitales generales de referencia, pueden alcanzar 60 días.


Prestaciones: Tratamientos intensivos psicofarmacológicos, psicoterápicos individuales o grupales. Elaboración de informes al alta y derivación. Formación e investigación. Interconsultas con otras especialidades médicas.


Programas específicos de atención a trastornos de la conducta alimentaria


Se presta consulta ambulatoria, asistencia a hospital de día y hospitalización a pacientes que presentan alteraciones de la ingesta de alimentos.
Tienen carácter regional y están ubicadas en los hospitales Clínico Universitario y Royo Villanova para tratamiento infantojuvenil y de adultos, respectivamente.


Atención urgente
Siempre que la gravedad lo aconseje, se puede acudir al centro de salud mental de referencia para ser atendido por su psiquiatra, durante el horario habitual de trabajo o bien al hospital general del sector correspondiente.


Prestaciones: Valoración, diagnóstico, ingreso hospitalario o derivación al centro de salud con informe.


Centros de rehabilitación psicosocial o centros de día


Son dispositivos comunitarios que permiten la permanencia en su medio social y familiar de enfermos graves con importante deterioro pero que están estabilizados sintomáticamente y gozan de alguna autonomía o tienen algún apoyo familiar.
Tienen las funciones de rehabilitación y reinserción con unos tiempos de permanencia amplios, que pueden oscilar entre uno y varios años.


Prestaciones:
Tratamiento psicoterápico, terapia ocupacional, psicoeducación, actividades de ocio y tiempo libre. Formación e investigación.


Unidades rehabilitadoras de media estancia. UME.
Son unidades rehabilitadoras en las que la permanencia de los pacientes en régimen de internado abierto puede extenderse de 6 meses a un año.
Asumen pacientes de larga evolución, con enfermedad grave y en los que, debido a su edad, no estaría todavía indicado o aconsejado su ingreso en larga estancia. Son pacientes que precisan contención.


Prestaciones: Aparte de lo incluido en el cuidado de hostelería, la asistencia médica integral, los tratamientos psicofarmacológicos y psicoterapéuticos, terapia ocupacional, actividades de ocio y tiempo libre, alta y reinserción.


Unidades específicas de rehabilitación psicosocial. ULE.


Proceden, en su mayoría, de la transformación de los antiguos psiquiátricos. Asumen los pacientes gravemente afectados tras largos años de evolución así como los casos con fuerte carga de desestructuración social y familiar. Enfermos judiciales y otros cuadros refractarios al tratamiento.


Prestaciones: Como su objetivo es la reinserción y rehabilitación, las prestaciones coinciden con las de la media estancia.


Residencias y pisos supervisados, tutelados, plazas hosteleras en pensiones concertadas
Son la alternativa a la larga estancia.


Dispositivos de rehabilitación e inserción socio-laboral


Son los centros ocupacionales con orientación a la producción, los talleres ocupacionales destinados a organizar la vida cotidiana de los pacientes y los centros especiales de empleo.
Empresas de inserción, empresas sociales, servicios de orientación y apoyo al empleo.

subir

Publicaciones

subir
 
Subir
Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)
© Gobierno de Aragón. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad Aviso Legal Accesibilidad

Edificio Pignatelli. P°María Agustín, 36. 50071 - Zaragoza. Tfno. 976 714 000
Gobierno de Aragón