Saltar al contenido Saltar al menu Saltar al contenido

Titular

Tutelas de adultos. Información general

Nuestro Derecho establece una presunción legal favorable a la plena capacidad y libertad de la persona, de tal manera que las modificaciones de la capacidad no se presumen, sino que ha de probarse que concurren en la persona, fundamentalmente a través de una exploración médica pericial, y ser apreciadas por los Tribunales.

La modificación de la capacidad judicial se proyecta hacia las personas cuyas discapacidades, enfermedades o deficiencias de carácter físico o psíquico son persistentes, y les impiden gobernarse por sí mismas. No basta, pues, una mera enfermedad sino que ésta deberá ser  actual y persistente, duradera, de evolución crónica, no siendo previsible una mejoría sustancial y que además impida su autonomía personal en la toma de decisiones.

Los sectores sobre los cuales confluyen más causas (que no motivos) para la modificación en su capacidad de obrar son:

  • Personas con discapacidad intelectual
  • Personas con enfermedad mental
  • Personas mayores con demencias u otro tipo de deterioro cognitivo.

La declaración de modificación de capacidad de obrar compete al Juez de Primera Instancia del lugar en el que resida la persona.

Más información sobre Tutela de Adultos:

Áreas

 
Subir
Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)
© Gobierno de Aragón. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad Aviso Legal Accesibilidad

Edificio Pignatelli. P°María Agustín, 36. 50071 - Zaragoza. Tfno. 976 714 000
Gobierno de Aragón