Saltar al contenido Saltar al menu Saltar al contenido
Sanidad

Sanidad

Programa de Vigilancia Sanitaria para la Prevención y Control de la Legionelosis

Información general

La Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, establece la obligación de las Administraciones Públicas Sanitarias de orientar sus actuaciones prioritariamente a la promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

La Dirección General de Salud Pública es el órgano directivo de la Administración Autonómica de Aragón responsable de la promoción de la salud ambiental, en cuanto a su repercusión sobre la salud humana.

La prevención y el control de la legionelosis en la Comunidad Autónoma de Aragón se ha venido desarrollando desde el año 2001 a raíz de la publicación del Real Decreto 909/2001, de 27 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, y, posteriormente, del Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, que incorporó las innovaciones necesarias para el control de la legionelosis.

Asimismo, en el ámbito legislativo se publicó la Orden SCO/317/2003, de 7 de febrero, por la que se regula el procedimiento para la homologación de los cursos de formación del personal que realiza las operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones objeto del Real Decreto 865/2003, y, posteriormente, el Real Decreto 830/2010, de 25 de junio, por el que se establece la normativa reguladora de la capacitación para realizar tratamientos con biocidas.

La Comunidad Autónoma de Aragón publicó la Orden de 1 de marzo de 2004, del Departamento de Salud y Consumo, por la que se establecen medidas referidas al censo de instalaciones, aparatos y equipos de riesgo en relación con la legionelosis, y, posteriormente, el Decreto 136/2005, de 5 de julio, del Gobierno de Aragón, por el que se establecen medidas especiales para la prevención y control de la legionelosis.

Partiendo de esta base legislativa, desde las distintas secciones de Sanidad Ambiental de las Subdirecciones Provinciales de Salud Pública, en coordinación con la Dirección General de Salud Pública, se viene desarrollando desde el año 2001 el Programa de Vigilancia de Prevención y Control de la Legionelosis, con el objetivo de proteger la salud de los ciudadanos mediante la vigilancia sanitaria de las instalaciones que se asocian al riesgo de proliferación y dispersión de Legionella.

El Programa de Vigilancia Sanitaria para la Prevención y Control de Legionelosis tiene como objetivo general prevenir la aparición de casos y brotes de legionelosis en Aragón.

Los objetivos específicos son:

  • Conocer todas las instalaciones con probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella.
  • Conseguir unas adecuadas condiciones higiénico-sanitarias de todas las instalaciones con probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella.
  • Conseguir que el agua de las instalaciones con probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella no suponga un riesgo.
  • Lograr que el personal que realiza las operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario disponga de la formación adecuada.

subir

Norma básica

El Real Decreto 865/2003 tiene como objeto la prevención y control de la legionelosis en aquellas instalaciones en las que la Legionella es capaz de proliferar y diseminarse. Su ámbito de aplicación abarca a las "instalaciones que utilicen agua en su funcionamiento, produzcan aerosoles y se encuentren ubicadas en el interior o en el exterior de edificios de uso colectivo, instalaciones industriales o medios de transporte que puedan ser susceptibles de convertirse en focos para la propagación de la enfermedad, durante su funcionamiento, pruebas de servicio o mantenimiento". Se excluyen las instalaciones ubicadas en edificios dedicados al uso exclusivo en vivienda, excepto aquellas que afecten al ambiente exterior.

El Real Decreto establece la siguiente clasificación de las instalaciones:

1.     Instalaciones con mayor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella:

  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos.
  • Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno.
  • Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad o la inyección de aire (spas, jacuzzis, piscinas, vasos o bañeras terapéuticas, bañeras de hidromasaje, tratamientos con chorros a presión, otras).
  • Centrales humidificadoras industriales.

2.     Instalaciones con menor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella:

  • Sistemas de instalación interior de agua fría de consumo humano (tuberías, depósitos, aljibes), cisternas o depósitos móviles y agua caliente sanitaria sin circuito de retorno.
  • Equipos de enfriamiento evaporativo que pulvericen agua, no incluidos en el apartado 1.
  • Humectadores.
  • Fuentes ornamentales.
  • Sistemas de riego por aspersión en el medio urbano.
  • Sistemas de agua contra incendios.
  • Elementos de refrigeración por aerosolización, al aire libre.
  • Otros aparatos que acumulen agua y puedan producir aerosoles.

3.     Instalaciones de riesgo en terapia respiratoria:

  • Equipos de terapia respiratoria.
  • Respiradores.
  • Nebulizadores.
  • Otros equipos médicos en contacto con las vías respiratorias.

subir

Notificación de torres de refrigeración y condensadores evaporativos

El Real Decreto 865/2003 establece en su artículo 3 que los titulares y las empresas instaladoras de torres de refrigeración (TR) y condensadores evaporativos (CE) tienen la obligación de notificar a las oficinas gestoras del censo, en el plazo de un mes desde su puesta en funcionamiento, el número y características técnicas de éstas, así como las modificaciones que afecten al sistema. Los titulares también deberán notificar en el mismo plazo el cese definitivo de la actividad de la instalación.

Estas notificaciones se harán según los modelos incluidos en los anexos de la Orden de 1 de marzo de 2004, del Departamento de Salud y Consumo, por la que se establecen medidas referidas al censo de instalaciones, aparatos y equipos de riesgo en relación con la legionelosis.

El documento de notificación para titulares deberá acompañarse de:

  • Un plano o esquema de la ubicación de los equipos y circuitos en los que están integrados los mismos.
  • El informe elaborado por el técnico competente, al que se refiere el punto 4 del artículo 4 del Decreto 136/2005, de 5 de julio, por el que se establecen medidas especiales para la prevención y control de la legionelosis, que han tenido que presentar para la solicitud de la licencia urbanística.
  • Una evaluación del riesgo estructural, realizada por una persona con el curso homologado según la Orden SCO/317/2003, de 7 de febrero, por la que se regula el procedimiento para la homologación de los cursos de formación del personal que realiza las operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones objeto del Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, y que incluya los siguientes contenidos: procedencia del agua, depósitos , materiales, tipo de pulverización, zonas de agua estancada, ubicación.

ENLACE AL TRÁMITE

subir

Mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones de riesgo

Los titulares de las instalaciones de riesgo de proliferación y dispersión de Legionella son los responsables de llevar a cabo los programas de mantenimiento periódico, así como las mejoras estructurales y funcionales de las instalaciones y el control de la calidad del agua, con el fin de que no representen ningún riesgo para la salud pública (artículo 4 del RD 865/2003).

NORMATIVA:

  • ORDEN SCO/3269/2006, de 13 de octubre, por la que se establecen las bases para la inscripción y el funcionamiento del Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas (BOE núm. 255 de miércoles 25 de octubre de 2006).
  • Decreto 75/2018, de 24 de abril, del Gobierno de Aragón, por el que se regula el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas de la Comunidad Autónoma de Aragón y se regula la inscripción y el funcionamiento del mismo.
  • DECRETO 136/2005, de 5 de julio, del Gobierno de Aragón, por el que se establecen medidas especiales para la prevención y control de la legionelosis.

subir

Formación

El personal que realiza las operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario para la prevención y control de la legionelosis, tanto si pertenece a una entidad o servicio externo contratado o bien es personal propio de la empresa titular de la instalación, tiene que estar en posesión del certificado de aprovechamiento de los cursos de formación, previamente autorizados o reconocidos por la Comunidad Autónoma de Aragón o por otra Comunidad Autónoma, y que se ajusten a los cursos previamente homologados por el Ministerio de Sanidad y Consumo, de acuerdo a los criterios establecidos en la Orden SCO/317/2003, de 7 de febrero, por el que se regula el procedimiento para la homologación de dichos cursos de formación, con los contenidos, como mínimo, del anexo de dicha Orden (programa de 25 horas). Cada 5 años, deberán realizar un curso que suponga una adecuación a los avances científico-técnicos de los contenidos (con el contenido consensuado por el Ministerio y las Comunidades Autónomas, de 10 horas).

Los requisitos de los cursos a realizar en la modalidad de teleformación semipresencial se hayan recogidos en el documento anexo ”Requisitos mínimos para la autorización de los cursos de formación regulados por la Orden SCO/317/2003, en modalidad de teleformación semipresencial”.

La solicitud de autorización o reconocimiento mutuo de los cursos a la Comunidad Autónoma de Aragón se hará con el modelo “Solicitud de autorización/ reconocimiento de curso de formación” acompañada de la documentación correspondiente. Para cada curso autorizado o reconocido, inicial (25 horas) o de renovación o actualización (10 horas), el Director General de Salud Pública emitirá la Resolución administrativa de autorización o de reconocimiento mutuo.

Una vez autorizado o reconocido el curso, pueden ser organizadas nuevas ediciones del mismo siempre que se mantengan los requisitos presentados en el expediente para su autorización o reconocimiento mutuo. Antes de la celebración de cada edición del curso, se comunicará a la Dirección General de Salud Pública, como mínimo con 15 días de antelación, los datos de la edición a celebrar, así como las claves de acceso a la plataforma de aprendizaje para el control oficial en la modalidad de teleformación semipresencial, según modelo "Comunicación de nueva edición de curso autorizado".

Una vez realizado el curso y, en su caso, la prueba de evaluación correspondiente, la entidad que lo ha impartido comunicará a la Dirección General de Salud Pública la relación de alumnos que han superado el curso, según modelo “Remisión de alumnos que han superado el curso" adjuntando el listado de firmas de asistencia al curso (en el caso de cursos presenciales). Las faltas de asistencia con ausencias justificadas deberán ser recuperadas en otro curso posterior para poder certificar la realización del curso.

Será motivo de pérdida de la autorización:

  • El incumplimiento por parte de las entidades docentes de las obligaciones establecidas en la Orden SCO/317/2003.
  • No mantener las condiciones o contenidos del curso bajo los cuales se procedió a su autorización.
  • En el caso de los cursos impartidos en la modalidad de teleformación semipresencial, no cumplir lo establecido en el documento “Requisitos mínimos para la autorización de los cursos de formación regulados por la Orden SCO/317/2003, en modalidad de teleformación semipresencial”.

ENLACE AL TRÁMITE DE SOLICITUD DE AUTORIZACIÓN Y RECONOCIMIENTO MUTUO DE CURSOS DE FORMACIÓN DEL PERSONAL QUE REALIZA LAS OPERACIONES DE MANTENIMIENTO FRENTE A LEGIONELLA

subir

Medidas preventivas en el hogar

subir

Preguntas frecuentes

subir
subir
 
Subir
Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)
© Gobierno de Aragón. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad Aviso Legal Accesibilidad

Edificio Pignatelli. P°María Agustín, 36. 50071 - Zaragoza. Tfno. 976 714 000
Gobierno de Aragón