Saltar al contenido Saltar al menu Saltar al contenido
Sanidad

Sanidad

Exceso de calor: medidas preventivas

Exceso de calor

 

Con la llegada del verano los días tienen más horas de sol y hace más calor, solemos disfrutar de la vida al aire libre y de mayores momentos de ocio y vacaciones.
Cada año el intenso calor puede suponer un riesgo a mucha gente, más aún si se une un exceso de humedad.  El cuerpo habitualmente se enfría mediante el sudor, pero en algunas condiciones este mecanismo de defensa no es suficiente. Así, el exceso de calor produce pérdida de líquidos y de sales, que son necesarios para el normal funcionamiento del cuerpo pudiendo aparecer algunas dolencias.

 

 

Quiénes tienen riesgo de sufrir problemas por el calor:

Todos somos susceptibles de sufrir trastornos ante el exceso de calor aunque hay grupos de personas que presentan mayor riesgo y deben estar especialmente protegidas, como son:

  • Personas mayores de 65 años.
  • Menores de 5 años y sobre todo los bebés.
  • Personas que lleven a cabo una actividad que requiere mucho esfuerzo físico.
  • Personas que presentan enfermedades previas, especialmente las que sufren del corazón o de alta presión sanguínea o problemas intestinales u obesidad.
  • Personas que toman algún tipo de medicación de forma crónica o que consumen una cantidad excesiva de alcohol.

Protección el hogar:

  • Durante el día, mantener las ventanas y persianas cerradas para proteger la vivienda del  calor.
  • Aprovechar para ventilar la casa por la noche, cuando las temperaturas han descendido.
  • El uso de ventiladores puede aliviar hasta cierto punto los efectos del calor pero no implican un descenso de la temperatura. Para ello puede ser necesario, en su caso, la utilización de aparatos de refrigeración.

Cuidados personales:

  • Beber agua sin esperar a tener sed.
  • Evitar todo tipo de bebidas alcohólicas.
  • Si se está tomando de forma crónica alguna medicación, consultar con el médico.
  • Evitar las comidas calientes o pesadas.
  • Usar ropa apropiada: ligera, no apretada, de colores claros y preferentemente de algodón, evitando la ropa sintética. 
  • Utilizar sombrero o gorra para protegerse del sol.
  • Usar protección para los rayos solares.  Unos 30 minutos antes de salir al sol aplicar crema protectora con Factor de Protección mayor de 15 y repetir la operación a menudo.

Precauciones en las actividades cotidianas:

  • No es recomendable realizar actividades que exijan esfuerzo físico importante cuando está haciendo mucho calor.
  • Planear las actividades en la mañana o en el atardecer cuando las temperaturas no son tan altas.
  • No dejar a niños, ancianos o animales en coches con las ventanas cerradas.

¿Qué síntomas pueden aparecer por exceso de calor?

El exceso de calor puede ser debido a una exposición muy intensa y corta o a una exposición mantenida aunque de menos intensidad.

Los primeros indicios del exceso de calor son:

- calambres
- irritación de la piel o quemaduras
- agotamiento
- temperatura elevada

Qué hacer: Buscar refugio en la sombra o en un lugar con aire acondicionado. Tomar una bebida no alcohólica fresca, descansar, tomar un baño o una ducha con agua fresca y ponerse ropa ligera.

Si aparecen síntomas de gravedad  como son:

- temperatura muy elevada
- dolor de cabeza
- vómitos
- pérdida de consciencia

Qué hacer: tratar de conseguir asistencia médica lo antes posible, por los procedimientos habituales (acudir a un servicio de urgencias, teléfonos de emergencia 061 y 112).

 
Subir
Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)
© Gobierno de Aragón. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad Aviso Legal Accesibilidad

Edificio Pignatelli. P°María Agustín, 36. 50071 - Zaragoza. Tfno. 976 714 000
Gobierno de Aragón