Saltar al contenido Saltar al menu Saltar al contenido
Desarrollo Rural y Sostenibilidad

Titular

Prevención y lucha contra plagas vegetales

- Pasaporte Fitosanitario

- Lucha contra organismos nocivos

- Unidad de Diagnóstico Fitosanitario

Pasaporte fitosanitario

¿Qué es el pasaporte fitosanitario?

El pasaporte fitosanitario consiste en una etiqueta y un documento de acompañamiento, que se deberá adjuntar a determinados vegetales o productos vegetales, para que estos puedan circular dentro del espacio sin fronteras de la Unión Europea, y que sirve como garantía de que los mismos han sido producidos por entidades inscritas en el Registro Oficial de Productores, Comerciantes e Importadores de Vegetales (ROPCIV) y sometidas a los pertinentes controles y/o tratamientos fitosanitarios, para garantizar la sanidad vegetal dentro del territorio de la Unión Europea.

La autorización para emitir pasaportes fitosanitarios queda asociada a la obligación de realizar una declaración anual de cultivos por casos vegetales, que servirá para adoptar las medidas necesarias a fin de evitar la introducción y/o propagación en la Unión Europea, o en determinadas Zonas Protegidas de la misma, de organismos nocivos de cuarentena o no considerados de cuarentena, pero cuya presencia sea detectada por primera vez en el ámbito territorial de la Unión Europea.

¿Quién debe emitir pasaporte fitosanitario?

Las empresas implicadas en la producción y/o comercialización de alguno de los vegetales o productos vegetales establecidos en el Anexo V parte A del Real Decreto 58/2005, de 21 de enero (BOE nº 19).

Aquellas empresas que necesiten emitir el pasaporte fitosanitario, deberán solicitarlo, en el Centro de Sanidad y Certificación Vegetal.

Tramites: solicitud, autorización y declaraciones

Para poder emitir el pasaporte fitosanitario, las empresas implicadas deberán estar inscritas en el ROPCIV de la Comunidad Autónoma de Aragón. Asimismo, deberán contar con la autorización pertinente.

  • Cada año se debe presentar la declaración de cultivos en el Centro de Sanidad y Certificación Vegetal antes del 30 de mayo, y posteriormente las declaraciones complementarias que se precisen.
  • Se actualizarán anualmente y cuando sea necesario.
  • En todos los casos, las declaraciones se deben remitir al Centro de Sanidad y Certificación Vegetal.

subir

Lucha contra organismos nocivos

Con el fin de hacer frente a determinados patógenos, que por sus características, distribución geográfica e importancia, requieren emprender actuaciones de prevención y lucha, se realizan prospecciones, inspecciones y controles en vivero y en campo.

Según el Real Decreto 58/2005 de 22 de enero, se establece una vigilancia especial contra organismos nocivos de cuarentena como Xylella fastidiosa, Erwinia amylovora (Fuego bacteriano), Xanthomonas arboricola pv pruni, virus de la sharka (PPV), virus de las manchas bronceadas del tomate (TSWV), virus del mosaico del pepino dulce (PepMV), enfermedades del rizado foliar amarillo del tomate (TYLCV), Monilia fructicola, Fusarium circinatum, Clavibacter michiganensis subsp. sepedonicus, Ralstonia solanacearum, fitoplasmas, etc.

Hay plagas que están declaradas de utilidad pública, entre ellas Dacus oleae (mosca del olivo), Dociostaurus marrocanus y Calliptamus sp. (langosta), y se establecen zonas prioritarias de lucha, entre ellas Aragón.

En cuanto a mosca del olivo, se establece una Red de seguimiento que se ocupa de vigilar la evolución de la plaga en aquellas zonas de Aragón en las que este cultivo tiene cierta importancia.

subir

ORGANISMOS NOCIVOS:

XYLELLA (Xylella fastidiosa)

La bacteria Xylella fastidiosa fue aislada e identificada en 1987, aunque la enfermedad que produce es conocida desde 1892 en California. Está presente en muchos países del continente americano y en Taiwan. En Europa se identificó en 2013 al sur de Italia, posteriormente en Córcega y en la Costa Azul francesa y más recientemente a finales del 2016 en Mallorca (España) y en 2017 en Alicante.

Xylella fastidiosa afecta a numerosas especies vegetales (más de 300) entre los que se encuentran cultivos importantes en el sector agrícola aragonés como vid, olivo, almendro, frutales, alfalfa…

Esta bacteria invade los vasos del xilema de las plantas huéspedes y puede llegar a taponarlos, impidiendo el flujo de savia bruta, siendo sus síntomas, reflejo de estos problemas vasculares.                                                                                                          Foto: Diego Olmo (Govern Illes Balears)

Se transmite mediante insectos vectores, principalmente cicadélidos y cercópidos (Orden Hemíptera), pero a larga distancia es el comercio de material vegetal la principal vía de entrada de la bacteria.

Por todo lo anterior, este patógeno supone una gran amenaza para España y existe un riesgo importante de aparición en nuevas zonas de nuestro territorio, siendo fundamental, extremar las precauciones en el caso de que se produzca una introducción de material vegetal hospedante desde zonas en que la bacteria está presente, exigiendo que el material vaya acompañado del pasaporte fitosanitario.

Ante cualquier sospecha se deberá comunicar de manera inmediata a las autoridades competentes en la sanidad vegetal, para que pueda proceder a su diagnóstico.

   Normativa:

- Orden APM/21/2017, de 20 de enero, por la que se establecen medidas específicas de prevención en relación con la bacteria Xylella fastidiosa (Wells et al.).

- Plan de Contingencia de Xylella fastidiosa

- DECISIÓN DE EJECUCIÓN (UE) 2015/789 DE LA COMISIÓN de 18 de mayo de 2015 sobre medidas para evitar la introducción y propagación dentro de la Unión de Xylella fastidiosa (Wells et al.)

Se adjunta el PLAN DE CONTINGENCIA DE XYLELLA FASTIDIOSA DE ARAGON:

FUEGO   BACTERIANO 

El Fuego bacteriano es una enfermedad causada por la bacteria Erwinia amylovora. Es la enfermedad más grave que pueden padecer los frutales de pepita, el níspero y algunas rosáceas ornamentales o silvestres (Crataegus, Cotoneaster, Pyracantha, etc.)

Los daños pueden producir la muerte de la planta en un corto periodo de tiempo. El riesgo se agrava por la gran facilidad de dispersión de la enfermedad y porque no existen tratamientos químicos curativos.

Normativa:

- Orden de 15 de noviembre de 2013, (BOA nº 238 de 3 de diciembre de 2013) del Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, por la que se declara establecida la enfermedad de los vegetales conocida como "fuego bacteriano" de las rosáceas en todo el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Aragón y se adoptan diversas medidas fitosanitarias para su control.

- Resolución de 14 de enero de 2013, (BOA nº 19 de 28 de enero de 2013) del Director General de Alimentación y Fomento Agroalimentario, por la que se establece una "zona tampón" en la Comarca de la Comunidad de Calatayud como medida de Salvaguarda para la producción de especies vegetales hospedantes de la enfermedad conocida como "fuego bacteriano" (Erwinia amylovora)

- Orden de 14 de diciembre de 2012, (BOA nº 18 de 25 de enero de 2013) del Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, por la que se declara establecida la enfermedad de los vegetales conocida como "fuego bacteriano" de las rosáceas en todo el ámbito territorial de Comarca de la Comunidad de Calatayud, y se adoptan diversas medidas fitosanitarias para su control.

- Resolución del 4 de enero de 2012 (BOA nº 17 de 26 de enero de 2012), del Director General de Alimentación y Fomento Agroalimentario, por el que se aprueba el modelo de solicitud de autorización para la plantación de vegetales de los géneros Pyrus y Cydonia en parcelas incluidas en la zona de seguridad de la comarca de la Comunidad de Calatayud afectada por la enfermedad de los vegetales conocida como “fuego bacteriano”.

 - Resolución de 16 de diciembre de 2011  (BOA nº 253 de 28 de diciembre), del Director General de Alimentación y Fomento Agroalimentario, por la que se establece una zona de seguridad y su duración temporal en la comarca de la Comunidad de Calatayud, afectada por la enfermedad de los vegetales conocida como “fuego bacteriano” y se establecen las medidas en cuanto al movimiento de abejas y la plantación de especies vegetales de los géneros Pyrus y Cydonia.

- Orden 23 de febrero 2001 (BOA nº 27 del 5 de marzo), del Departamento de Agricultura, por la que se prohíbe la plantación de diversas especies ornamentales hospedantes del Fuego bacteriano.

- Real Decreto 1201/1999 de 9 de julio (BOE nº 184 de 3 de agosto), por el que se establece el programa nacional de erradicación y control del Fuego bacteriano de las rosáceas y sus modificaciones posteriores, detallan las actuaciones que se deben aplicar en el caso de la detección de la enfermedad en un área (RD 1512/2005 (BOE nº 312), RD 246/2010 (BOE nº 76), RD 1786/2011 (BOE nº 14 de 2012)

 

 EL CARACOL MANZANA (Pomacea sp.)

Las especies del género Pomacea sp. son moluscos gasterópodos, la mayoría de las especies son importantes plagas invasoras. Estas especies pueden originar daños importantes en el cultivo del arroz. En España se encuentra Pomacea insularum, detectándose por primera vez en Cataluña en 2009 en la margen izquierda del río Ebro.

Con objeto de evitar la introducción y propagación de las especies del género Pomacea en la Comunidad Autónoma de Aragón a través de la maquinaria agrícola procedente de zonas demarcadas  con presencia de dicho organismo y determinar las medidas de vigilancia en los campos de arroz e instalaciones de riego, el Departamento de Agricultura Ganadería y Medio Ambiente publico el día 11 de octubre la Resolución de 23 de septiembre de 2013 (BOA nº 202) del Director General de Alimentación y Fomento Agroalimentario, por la que se establecen medidas de contingencia que deben aplicarse en la Comunidad Autónoma de Aragón frente al caracol manzana (Pomacea sp.), entre las que se incluye la necesidad que toda maquinaria agrícola procedente de zonas demarcadas con presencia de caracol manzana (Pomacea sp.), deberá presentar una comunicación anual previa al inicio de la actividad, acompañado de un certificado emitido en el lugar de origen por la autoridad competente, en el que se especifique que se ha efectuado la limpieza de dicha maquinaria para evitar la propagación de la plaga.

Orden ARM/2090/2011, de 22 de julio, por la que se establecen medidas provisionales de protección frente al caracol manzana «Pomacea insularum y Pomacea canaliculata»

EL PICUDO ROJO DE LAS PALMERAS (Rhynchophorus ferrugineus (Olivier))

Rhynchophorus ferrugineus (Olivier, 1790), es un coleóptero de la familia de los curculiónidos, considerado organismo de cuarentena en la UE, por lo que se encuentra sometido a medidas de emergencia para evitar su introducción y propagación. El picudo rojo afecta a todos los ejemplares de Palmae, presentando una mayor susceptibilidad el género Phoenix y concretamente la especie P. canariensis.

En el mes de noviembre del año 2009, se diagnostica la presencia de Rhynchophorus ferrugineus en Aragón y se establece una zona demarcada en el Barrio de Santa Isabel de Zaragoza con un Plan de acción específico para la erradicación y control de este insecto. Actualmente, existen varias zonas demarcadas en Aragón, (ver Resolución de 28 de agosto de 2017), que incluyen:

  • Zona Infestada: área de vigilancia intensiva que comprende un círculo de 1 kilómetro de radio alrededor del origen donde se ha confirmado la presencia de R.s ferrugineus. En esta zona se inspeccionarán trimestralmente el 100% de las palmeras situadas dentro de ella.
  • Zona Tampón: área que engloba un total de 10 km desde el límite de la zona infestada anteriormente establecida. En esta zona se realizará una inspección trimestral de los viveros existentes, así como las prospecciones necesarias para la localización de posibles plantas afectadas, tanto públicas como privadas.

Los síntomas habituales que denotan la presencia de este insecto son malformaciones de las hojas con formas que recuerdan a una punta de flecha y/o tijeretazos, desplome y/o asimetría general de la balona; así como la presencia de larvas, pupas y/o adultos del insecto.

Se recomienda a los propietarios de palmeras el tratamiento preventivo de ejemplares sanos, mediante pulverización del cogollo con los productos recomendados (ver póster divulgativo).

Asimismo, la poda de las palmáceas debe realizarse durante los meses de invierno, coincidiendo con la época de menor movilidad del insecto adulto; tras la poda, es recomendable realizar un tratamiento fitosanitario y sellar con mástic o pasta cicatrizante las heridas producidas. Además, si es posible, sólo deben eliminarse las hojas secas, evitando la poda de palmas verdes, ya que las heridas atraen a los adultos con el consiguiente riesgo de infestación.

            NORMATIVA Y PUBLICACIONES:

 MOSCA DEL OLIVO (Bactrocea oleae Gmel.)

La lucha contra la Mosca del olivo (Bactrocera oleae Gmel.) está calificada como de utilidad pública, ya que provoca daños que afectan principalmente a la calidad del aceite, aumentando la acidez y alterando su  sabor.  También se produce una pérdida de peso debido a la pulpa que ingiere la larva en su desarrollo.

En el Bajo Aragón histórico donde se elabora la aceituna negra de mesa, la picada de la mosca deprecia la aceituna para este fin, requiriendo un mayor control que la aceituna de almazara.

Las estaciones de control de la mosca están incluidas en la Red de Alerta y Vigilancia Fitosanitaria de Aragón (Redfara), esta Red abarca las principales zonas olivareras de Aragón en las que se considera prioritaria la lucha contra la mosca del olivo.

En la actualidad está constituida por 63 estaciones de control coordinadas por el Centro de Sanidad y Certificación Vegetal y la colaboración de las ATRIAs de las principales zonas productoras.

Semanalmente los Técnicos de campo recogen los datos de las diferentes estaciones de control, en función de los resultados obtenidos, se elaboran los avisos de tratamiento para las diferentes comarcas olivareras que lo requieran.

Estaciones de control

Las estaciones de control instaladas en la campaña 2017 son las siguientes:

Provincia de Teruel:  Albalate del Arzobispo (1), Alcañiz (2), Alcorisa (1), Arens de Lledo (1),Calaceite (1), Calanda (6), Castelseras(1), Cretas (1), Codoñera, La (1), Fresneda, La (1), Lledo (1), Portellada, La (1), Torrecilla de Alcañiz (1), Torrevelilla (1), Valderrobres (1), Valdealgorfa (1) y Valjunquera (1).

Provincia de Zaragoza: Alfamen (1), Almonacid (2), Almunia, La (4), Ambel (1), Aniñon (1), Borja (2), Belchite (4), Bureta (1), Calatorao (1), Caspe (3), Epila (4), Escatrón (1), Lécera (1),  Maella (4), Magallon (1) y Ricla (2).

Provincia de Huesca:Barbastro (3), Bierge (1), Binaced (1), Estada (1) y Salas altas (1).

Los términos municipales asociados  a dichas Estaciones de control y que recibirán aviso de tratamiento cuando se den las condiciones del mismo, son los siguientes:

Provincia de Teruel:
 Aguaviva, Alacón, Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Alloza, Andorra, Arens de Lledó, Beceite, Belmonte de San José, Calaceite, Calanda, Castellote, Castelnou, Castelseras, La Codoñera, Cretas, Estercuel, Fórnoles, Foz Calanda, La Fresneda, Fuentespalda, La Ginebrosa, Hijar, Jatiel, Lledó, Mas de las Matas, Mazaleón, Molinos, Monroyo, Montalban, Oliete, La Portellada, La Puebla de Hijar, Ráfales, Samper de Calanda, Torre del Compte, Torrecilla de Alcañiz, Torrevelilla, Urrea de Gaen, Valdealgorfa, Valdeltormo, Valderrobres, Valjunquera.

Provincia de Zaragoza: Ainzón, Almonacid de la Sierra, La Almunia de Dª Godina, Alpartir, Ambel, Aniñón, Arandiga, Bardallur, Belchite, Borja, Bulbuente, El Buste, Calatayud, Cariñena, Caspe, Cosuenda, Epila, Escatrón, Fabara, Fayón, El Frasno, Illueca, Jarque, Lumpiaque, Maella, Magallón, Mequinenza, Morata de Jalón, Mores, Muel, La Muela, Nonaspe, Novallas, Paracuellos de la Ribera, Ricla, Rueda de Jalón, Santa Cruz de Grio, Saviñan, Sestrica, Tarazona, Tierga.

Provincia de Huesca: Abiego, Albelda, Alcampell, Alcolea de Cinca, Almudevar, Alquezar, Azanuy-Alins, Baldellou, Ballobar, Barbastro, Bierge, Binaced, Binefar, Castillazuelo, Castillonroy, Colungo, Estadilla, Fonz, Fraga, El Grado, Gurrea de Gallego, Hoz y Costean, Huesca, Loporzano, Monzón, Naval, Ontiñena, Peralta de Alcofea, Peralta de Calasanz, Salas Altas, Salas Bajas, Santa Maria de Dulcis, Sariñena, Sena, Tamarite de Litera, Torrente de Cinca, Zaidin.

Métodos de lucha

Contra la mosca del olivo, existen fundamentalmente dos métodos de lucha:

  • Tratamiento por parcheo: pretende eliminar los adultos antes de la puesta y consiste en mojar un metro cuadrado de cada olivo con una mezcla de un  insecticida y un atrayente. Este método es eficaz y rápido de utilizar. La cantidad de caldo necesario para realizar un tratamiento es de unos 20 litros por hectárea.
  • Tratamiento total: se aplicará cuando se llegue a un cierto nivel de aceituna picada. Con este tratamiento se eliminarán las larvas dentro de la aceituna.                                

Unidad de diagnóstico fitosanitario

Es el laboratorio oficial de la Comunidad Autónoma de Aragón y el único autorizado para el diagnóstico y detección de organismos nocivos de cuarentena, según el Decreto 167/1998 de 6 de octubre, del Gobierno de Aragón (BOA nº 120). 

Se constituye como una herramienta técnica para detectar y controlar las afecciones que pueden sufrir los vegetales, así como la presencia de nuevos patógenos y parásitos.


Es un laboratorio multidisciplinar y polivalente, ya que se trabaja con artrópodos, nematodos, hongos, bacterias, fitoplasmas, virus, viroides, fisiopatías y malherbología en todos los cultivos.

Las tareas que lleva a cabo el laboratorio son:


• Diagnosticar plagas y enfermedades e identificar malas hierbas que afectan a los vegetales, en consultas realizadas por ATRIAs, cooperativas, técnicos, agricultores, etc.
• Realizar prospecciones para la detección de organismos nocivos de cuarentena en viveros y en campo.
• Colaborar en la elaboración de los protocolos de diagnóstico.


Las técnicas más relevantes utilizadas en los servicios analíticos que ofrece el laboratorio son:


- Técnicas clásicas de extracción, aislamiento, clasificación bioquímica y morfológica.
- Técnicas serológicas - ELISA e IF (inmunofluorescencia).
- Técnicas moleculares – PCR convencional y a tiempo real.

 

subir

Para más información...

Dirección General de Alimentación y Fomento Agroalimentario

Centro de Sanidad y Certificación Vegetal

Tfno.: 976 716 385- 976 713 125
cscv.agri@aragon.es

 
Subir
Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER)
© Gobierno de Aragón. Todos los derechos reservados.
Política de Privacidad Aviso Legal Accesibilidad

Edificio Pignatelli. P°María Agustín, 36. 50071 - Zaragoza. Tfno. 976 714 000
Gobierno de Aragón